EL MUNDO, UN DÍA

Blog del Periodista Manuel Jesús Orbegozo. Este blog se mantendrá en línea como tributo a quien con su pluma forjo generaciones de periodistas desde la aulas sanmarquinas. MJO siempre presente.

My Photo
Name:
Location: Lima, Lima, Peru

Primero, recorrió todo su país en plan informativo, y luego casi todo el mundo con el mismo afán. Por lo menos, muchos de los grandes sucesos mundiales de los últimos 30 años del siglo XX (guerras, epidemias, citas cumbres, desastres, olimpiadas deportivas, etc.) fueron cubiertos por este hombre de prensa emprendedor, humanista, bajo de cuerpo pero alto de espíritu, silencioso, de vuelo rasante, como un alcatraz antes que de alturas, como un águila, por considerar que la soberbia es negativa para el espíritu humano. Trabajó en La Crónica y Expreso, y más de 30 años en el diario El Comercio como Jefe de Redacción, luego fue Director del diario oficial El Peruano y como profesor de periodismo de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos lo sigue siendo aún después de 30 años seguidos. Esta es un apretada síntesis de la vida de un periodista hizo historia en el Perú y en muchos de quienes lo conocieron. Puede además ver su galeria fotográfica en http://mjorbe.jalbum.net Nota: MJO partio el 12 de setiembre para hacer una entrevista, la más larga de todas. MJO no se ha ido, vive en cada uno de los corazones de quienes lo conocieron.

Friday, December 23, 2005

EXTRAÑAS NOCHES DE NAVIDAD

Los cristianos celebramos el 25 de diciembre como el Día del Nacimiento de Jesús. O sea, “El Niño Dios”, -como se le conoce popularmente- habría nacido el 24 de diciembre a las 12 de la noche en un pesebre de Belén entre mugidos de bueyes y balidos de ovejas y. por supuesto, al lado de los ángeles del cielo y María y José.
Es un día en el que todos los cristianos del mundo nos deseamos paz.


Claro que no siempre todos estamos en condiciones de hacerlo porque la fiesta universal la celebramos cristianos muy ricos y cristianos muy pobres, blancos o negros, en fin, cristianos de cualesquiera condiciones sociales, económicas o culturales.
Pero, además, no todas las circunstancias en las que lo celebramos son parecidas, es decir, remansos de fiesta, de placidez, de instantes que revelen necesariamente felicidad o paz.
Por ejemplo, personalmente deseo recordar tres fechas, tres “25 de dicembre” que los pasé en muy variadas circunstancias, lo cual puede o podría haberle ocurrido a cualquier cristiano en cualquier época de su vida o en cualquier lugar del mundo y que, precisamente ahora lo intente recordar.
Las tres Navidades que voy a recordar son sui generis y muy personales no importa que no señale el año en que ocurrieron.


PHNOM PENH:Donde me salvé de morir
Phom Penh es la capital de Kampuchea o Camboya. A las 12 de la noche en punto, me incorporé sobresaltado en mi cama para recordar que a esa hora del 24 de diciembre, el mundo cristiano estaba recordando la fecha del nacimiento de Jesús.
En Kampuchea nadie sabía lo que era Navidad, por lo menos en la ciudad, una ciudad fantasma donde me solìa acostar a las 9 de la noche. Me sentía muy cansado porque todo el dia viajaba por las zonas estratégicas de Takeoo u otras zonas por donde los soldados kampucheanos me informaban que podrían invadirlos los vietnamitas.
Ese día, el embajador Ok Sukan, que me servía como intérpete, me dio una mala noticia.
En la mañana, al emprender un nuevo viaje de informaciòn, me preguntó si me había apercibido de que mi casa, al amanecer, estaba rodeada de soldados. Le dije que no, pero en realidad, sí había visto a numerosos soldados rodeando mi casa. Bien, el embajador me contó que los enemigos del régimen de Pol Pot estaban buscando a los visitantes extranjeros para asesinarlos. Y sin más trámite, medio nervioso, me confirmó que justamente esa madrugada habían asesinado al profesor inglés Malcolm Caldwell y a su esposa con quienes la noche anterior estuvimos viendo una pelicula sobre la guerra kapucheana.
El embajador Sukan me contó que esa noche del 24, luego de asesinar a Caldwell y a su esposa, me estaban buscando a mi para matarme, que por eso, de inmedato, reforzaron la guardia de mi casa, me informó el embajador. “Le pido, disculpas, por este inconveniente”, me dijo Sukan.
Me quedé perplejo de la noticia justamente cuando se recordaba el nacimiento de Jesus y yo me desperté a la medianoche azorado para recordar el acontecimiento y orar por la paz mundial.
Luego del 25, exactamene, el 31 de diciembre al amanecer, Vietnam invadió Kanpuchea y tras derrotar a los "Kmer Rouge" con Pol Pot a la cabeza, se quedaron a vivir 10 años en ese país.
Esa fue “Una Pascua Sangrienta”, como titulé yo al informe que para mi periódico limeño envié desde la torturada Kampuchea.


SALZBURGO;Donde Mozart brilló por su ausencia
Otra Noche de Navidad la pasé en Salzburgo, la ciudad donde naciò el músico más famoso en la historia universal: Wolfang Amadeus Mozart.
Durante el dia, en Viena alguien me sugiriò que fuera a Salzburgo porque allí la fiesta de la Pascua tomaba diferentes matices, los recuerdos de Mozart y la fe cristiana eran avivados más que en el resto de Austria. Además estaban recordándo no sé que aniversario de no sé que hecho protagonizado por Amadeus, el genio de la música.
Así fue que viajé a Salzburgo. Llegué a las 7 de la noche y no me pareció bien buscar alojamiento a esa hora, ¿para qué? dije, mejor será pasarse toda la noche en vela viendo cómo los salzburgueses celebran la Navidad.
En efecto, desde esa hora empecé a visitar a pie, lugares públicos, plazas románticas, viejas calles, bares repletos, iglesias iluminadas, etc.
Por supuesto que lo pasé sin un solo amigo con quien compartir un sandwiche o un comentario o, finalmente, abrazarnos y desearnos ¡Felices Pascuas!, como es el saludo proverbial. Debí haber gozado mucho del goce de los demas que en los bares, por ejemplo, bebían cantidades incalculables de cerveza mientras cantaban canciones navideñas ininteligibles para mi y bailaban de una manera muy original, a grandes trancos y con movimientos nada voluptuosos ni carnales. Eran meros pasos vieneses.
Notaba gran alegría general. Todo estaban felices de sus vidas y claro, Mozart sonreía en un gran retrato colocado cerca de la casa donde nació, convertida ahora en un Museo que ya había visitado con la boca abierta en anteriores oportunidades.
A la media noche, abrazos y parabienes entre salzburgueses y más cerveza en los bares como combustible para mantener viva la alegría y la fe.
Horas después del nacimiento de Jesús, el cielo se fue aclarando hasta que llegó el amanecer. Medio somnoliento, tomé el tren y me regresé a Viena.
Esa Noche de Navidad no recibí el abrazo de nadie porque ningún salzburgués era mi amigo ni a mi se me dio por inventarlo. Yo era uno de los pocos extranjeros cogidos por la fecha en una hermosa ciudad engrandecida por haber sido la cuna de un genio musical como Mozart.
Sin embargo, durante toda la noche no escuché una sola nota mozartiana. Al tomar el tren de regreso a Viena, el aparato de radio que llevaba en la mano un viajero tocaba una hermosa sonata.
Por fin, Mozart se hacía presente.


ADDIS ABEBA: Donde brindé champán con mi padre
Acababa de estar en Addis Abeba. Mejor dicho, estuve viajando por “El Triángulo de la Muerte” formado por tres ciudades que cercaban un territorio donde morían 5 mil personas diariamente atacadas por el hambre. La pobre Etiopía soportaba un período de sequìa calificada como “la más feroz en la historia del país” de la reina de Saba. Durante mi estada en Mekele, por ejemplo, vi morir a varias decenas de hombres y niños atacados por la desnutriciòn o kwashkioskor, con la piel pegada a los huesos, horrible drama.
Terminada mi misiòn informativa regresaba a Frankfurt. Iba en un aviòn de Lufthansa. A la media noche, volábamos sobre el Mediterraneo cuando la aeromoza nos informò que íbamos a tener una cena de gala porque ese era el Día de la Pascua.
Pero, también ese día, yo celebraba otro onomástico: era el día del cumpleaños de mi padre.
Todos los 24 de diciembre a la media noche, donde estuviéramos sus hijos, rodeábamos a mi padre para abrazarlo y felicitarlo por su día. Entonces, en la misma carta del menú de ese vuelo, le escribí simbólicamente a mi padre diciéndole que me disculpara no estar con él esa noche por andar volando de regreso, luego de cumplir con otra de mis “misiones imposibles” que él celebraba con el corazón faustuoso.
Terminé de escribir el saludo y lloré sobre los renglones que había escrito porque el caso era que mi padre había muerto hacía muy pocos meses; era la primera vez en mi vida que no estaba con mi padre. Pero, yo hice, como si mi padre estuviera conmigo en el avión surcando el cielo infinito.
¡Salud!, le dije a mi padre levantando mi copa, y brindé con el fino champagne que nos ofreció la hermosa flyhostess de Lufthansa.
Me embriagué de amor y de recuerdos frente a mi padre y, de paso, celebré una de las Navidades más tiernas e inolvidables de mi vida.

12 Comments:

Blogger Yayo said...

¿Asi que la cacería hecha a media noche por Pol Pot intentó recordar la hecha por Herodes el día del nacimiento de Jesús?
A veces tenemos que vivir ciertas experiencias para poder entender algunas cosas de la vida.
Un fraternal saludo en esta navidad, y que el Señor bendiga sus pasos y esa pluma con la cual nos deleite constantemente.

5:58 AM  
Blogger Manuel Jesús Orbegozo said...

Para Yayo:

Un abrazo afectuoso y mis mejores deseos porque pases una excelente Nochebuena y sea muy próspro el años 2006.
(Respecto a la "matanza" fue cometida por Ian Sarin, el enemigo de Pol Pot, el que lo derrotó aliado con los vietamitas. Esta es otra larga historia de la infamia que nos es congénita y que nunca se sabrá quién es más infame que otro. Lo de Pol Pot es un ejemplo universal.

Saludos.

7:31 AM  
Blogger El Redactor said...

Interesantes relatos de la navidad y cómo se viven fuera del mundo cristiano. Saludos a Ud. y su familia, Feliz Navidad

11:22 AM  
Anonymous Fernanado Martinez said...

relatos y eventos tan peculiares, y de relato tan cercano, se agradese en tiempos de felicidad y reflexion...

espero y tenga, mas que felices, memorables fiestas Sr Orbegozo.

Saludos desde el sur.

5:42 PM  
Blogger Manuel Jesús Orbegozo said...

Para Omar Olivares:

Cuántas historias que contar, deveras.
Felicidades en estos días de Pascua y mucha ventura en el año 2006. Saludos. MJO


Para Fernando Martínez:

Cierto, creo que aunque son historias personales no dejan de interesar porque siempre en algo nos conciernen.
Felices Pascuas y Próspero año 2006.
Saludos. MJO

6:14 PM  
Blogger Manuel Jesús Orbegozo said...

PARA ZENIA:

Feliza Navidad y Próspero Año Nuevo para ti y tu Isla adorada.
MJO

7:57 PM  
Anonymous Inti Huaylamani said...

Don Manuel:
Quisira saber su análisis de las compras bélicas de Chile.
Alos 10 F16 nuevos añaden 18 usados. A los 220 Leopard 1 y 150 AMX30 que ya tenían añaden 300 Leopard 2 de standard OTAN. Acaban de firmar la compra de 3 fragatas inglesas que se unen a las 3 holandesas del año pasado y los 2 submarinos Scorpene de última generación, los más modernos de la región.
Según he leído su fuerza equipara a las de Bolivia, Argentina y el Perú juntas. Con los argentinos están estrechando vínculos y tranquilizando su frontera con ellos.
¿Significa esto que es verdad que planean una guerra con nosotros y con Bolivia? ¿Es verdad que pretenden destruir el Callao el 2010 para sellar la hegemonía del Pacífico?¿Es verdad acaso que desean dividir Bolivia y quedarse con el recursos de las aguas y repartir con Argentina y Brasil el gas?
Me interesa su visión don Manuel Jesús por su experiencia.
Temo por mis hijos de Tacna.

12:29 PM  
Blogger Lobito said...

Tengo amigos que coinciden en nombrar Camboya como uno de los lugares más bellos del mundo.

Paradójico: el Perú es un bello lugar...

Saludos Navideños, Don Manuel.

2:51 PM  
Blogger Manuel Jesús Orbegozo said...

Para Inti Huaytamamani:

Sigue siendo cada vez más preocupante el armamentismo chileno
Mi próximo texto estará destinado a insertar mis comentarios al respecto. Saludos.

Para Lobito:
Si, Camboya o Kampjchea es un país muy hermoso. Yo lo visité cuando salía de la guerra con EE. UU. y entraba a la guerra con Vietnam. Fui el último periodista que habló con Pol Pot.
No obstante, visité las ruinas de Angkor Tom y Angkor Wat, hermosas; maravillas del mundo. Solo en el Perú se pueden observar monumentos líticos como allá. Solo Machupicchu o Sacsayhuaman puede mostrar monumentos de piedra tan magnificientes como los de Kampuchea. Cuando aprenda a colocar fotos en estas págianas, graficaré mis textos.
Feliz año 2006.

6:51 PM  
Anonymous poixxiii said...

Don MJO:
hermosas remebranzas, idoneas para estas fechas. La de Addis Abeba, en particular, me toco el alma...
Felicidades y gracias por el regalo pascual.
pd. bien por la indiferencia ante la imbecilidad; efectivamente, ladran los perros; pero ya se callaran.

10:49 PM  
Blogger Manuel Jesús Orbegozo said...

A Poixxiii:

También Ud. nos ha hecho un hermoso regalo Pascual.
Muchas gracias. Saludos. MJO

6:58 AM  
Blogger Lenox said...

Viejo arrogante: ¿por que no hablas de las noches buenas que intentaste pasar con algunas de tus ex alumnas que trabajaban en El Peruano?

4:13 AM  

Post a Comment

<< Home