EL MUNDO, UN DÍA

Blog del Periodista Manuel Jesús Orbegozo. Este blog se mantendrá en línea como tributo a quien con su pluma forjo generaciones de periodistas desde la aulas sanmarquinas. MJO siempre presente.

My Photo
Name:
Location: Lima, Lima, Peru

Primero, recorrió todo su país en plan informativo, y luego casi todo el mundo con el mismo afán. Por lo menos, muchos de los grandes sucesos mundiales de los últimos 30 años del siglo XX (guerras, epidemias, citas cumbres, desastres, olimpiadas deportivas, etc.) fueron cubiertos por este hombre de prensa emprendedor, humanista, bajo de cuerpo pero alto de espíritu, silencioso, de vuelo rasante, como un alcatraz antes que de alturas, como un águila, por considerar que la soberbia es negativa para el espíritu humano. Trabajó en La Crónica y Expreso, y más de 30 años en el diario El Comercio como Jefe de Redacción, luego fue Director del diario oficial El Peruano y como profesor de periodismo de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos lo sigue siendo aún después de 30 años seguidos. Esta es un apretada síntesis de la vida de un periodista hizo historia en el Perú y en muchos de quienes lo conocieron. Puede además ver su galeria fotográfica en http://mjorbe.jalbum.net Nota: MJO partio el 12 de setiembre para hacer una entrevista, la más larga de todas. MJO no se ha ido, vive en cada uno de los corazones de quienes lo conocieron.

Wednesday, August 23, 2006

EL CONGRESO Y LA PENA DE MUERTE

La congresista Hilda Guevara Gómez organizó un Forum para tratar sobre la Pena deMuerte susgerida por el presidente Alan García para frenar la ola de violaciones y asesinatos de menores de edad a manos de delincuentes despreciables. ElForum se realizó en el Congreso de la República y participaron eminentes juristas y psicoanalistas, como el doctor Mariano Querol, -entre otros cientificos- quien hizo un alegato sereno contra la pena de muerte en oposiciòn al alegato febril que hizo la Dra. Maria Luisa Cuculiza, Tercera Vicepresidenta del Congreso, a favor de dicha pena.
En mi calidad de periodista, fui invitado para testimoniar los fusilamientos ocurridos en el país antes de que la pena de muerte fuera abolida.
Esta fue mi intervenciòn:


“TRES FUSILAMIENTOS
En las décadas del 50, 60 y 70 del siglo pasado, fui testigo de tres fusilamientos,

JORGE VILLANUEVA TORRES
Este fusilamiento se realizó en la ex Penienciaria de Lima y como las dos restantes que presencié, causó tremenda conmoción a la sociedad, incitada, más que bien informada por los medios de comunicación. El sensacionalismo se estaba iniciándo con fuerza.
Un aspecto muy difundido que debo recalcar es el de hoaberse establecido plenamente la culpabilidad de Villanueva. Solo hubo una voz, la de un turronero, y la presencia de una moneda de 20 centavos, como únicos testigos del crimen nefasto.
Por tal escasez de pruebas quedó flotando en el ambiente, la idea de que la pena capital tenía implicancias racistas, por ser negro el delincuente, que valores que emanan de la Justicia.
Muchos periodistas que ingresamos a la Penitenciaria no pudimos presenciamos el ajusticiamiento nitidamente debido a la incomodidad.
Hubo muchos guardias y muchos jueces aremolinados en el canchón donde se ajustició al “Monstruo de Armendariz” así llamado por la prensa sensacionalista.
Pasadas las 5 de la madrugada una ráfaga de 8 fusileros puso fin a la vida del primer violador de niños sentenciado a la pena capital.

GUILLERMO LAVALLE VASQUEZ
Su fusilamiento se realizó en La Isla de San Lorenzo más conocida como El Frontón. Fuimos invitados 19 periodistas para presenciar el ajusticiamiento.
Llegamos a las 5 de la mañana a la isla en momentos en que Lavalle Vásquez, “Pichuzo”, era conducido al lugar donde enfrentaría a la muerte.
Los guardias republicanos nos hicieron formar para ser revisados, y cuando esto estaba sucediendo, sonó como un solo disparo detrás de una colina lo que indicaba que “Pichuzo” acababa de ser fusilado.
Yo subí a la colina y alcancé a ver a “Pichuzo”, doblada la cabeza sobre el pecho y alrededor guardias y jueces y un sacerdote que le daba la extremaunciòn.
Realmente, el acto del fusilamiento no lo vio ningún periodista.
Sin embargo, al siguiente día, todos los 6 diarios locales de entonces, dieron sus versiones testimoniales con lujo de detalles, como si quienes las escribieron hubieran presenciado el ajusticiamiento.
Incluso, en un rapto de ira profesional, los periodistas acordamos no informar nada sobre el hecho.
Este esguince equívoco me sirviò para incrementar mi tesis doctoral a la que denominé: “Desajustes éticos en el periodismo nacional”.
La sociedad fue nuevamente asusada por los mass media aunque con cierto derecho porque un fusilamiento siempre seráconsiderado un hecho sensacional.

UBILBERTO VASQUEZ BAUTISTA
En la ciudad de Cajamarca, Vásquez Bautista violó y mató de 27 puñaladas a una pastorcita de 11 años. No hubo testigos del crimen de tal manera que nuevamente, el pueblo no sabía si aprobar o desaprobar la muerte del acusado.
Hasta horas antes de su ajusticiamiento el condenado a muerte afirmó que era incoente. No había un solo testigo del crimen. Su estratagema fue que ese día estuvo trabajando en las propiedades de sus patrones, quienes, frente a la justicia, negaron la aserciòn de Vasquez Bautista. Esto lo llevó a ser sentenciado a muerte.
Su fusilamiento se realizó en la madrugada del 18 de diciembre de 1979.
Tampoco, ningún periodista vio el ajusticiamiento. Con otro colega, desde el balcón de una casa vecina, vimos el lugar del fusilamiento y aún el fogonazo de los disparos, aunque no a los protagonistas.
Hubo desmayos de algunas mujeres en los alrededores de la cárcel, y hasta uno de los jueces que participó en el juicio, se desmayó.
Todo Cajamarca repudiaba el crimen pero tenía la certeza de que Vasquez Bautista era inocente.
El imaginario popular pudo tanto que ahora, cualquiera que vaya a Cajamrca, encontrará al asesino Ubilberto Vasquez Bautista convertido en un santo.
Sobre sus huesos hay miles de milagros y velas ardiendo en desafio perpetuo al viento y a la muerte.

COLOFON
Finalmente, -dije en el Conreso- deseo dejar sentada mi opiniòn de que estoy en contra de la pena de muerte, aunque no solo a los violadores y asesinos de niños sino a cualquier otro delincuente.
O sea, estoy contra la violencia que degenera en muerte.
Cualquier muerte causada por mano ajena es muy deplorable o muy repudiable.
Y por supuesto, que peor aún cuando se trata de seres indefensos como los niños
Pero no solo los violados y asesinados sino tambien los que mueren bajo otras causas
Por ejemplo, para no ir muy lejos en el tiempo, en estos días estamos viendo cómo las bombas que Israel deja caer en el Líbano ocasionan la muerte de decenas de niños absolutamente indefensos.
Se podría decir que el Libano e Israel están en guerra, pero la guerra no es ningun pretexto aceptable para justificar la muerte de seres inocentes como los niños. La guerra entre los israelitas y los árabes no tiene por qué causar tanta muerte de personas ineptas para eludir la muerte.
Y que se sepa, nadie ha pedido o pide la pena de muerte para los asesinos de esos niños y de tanta gente civil.

VIETNAM
Hace muchos años, en la guerra de Vietnam, en una aldea de Haiphong, visité una casa de párbulos donde había caido una bomba norteamericana.
Todavía alcancé a ver la masa encefálica de los niños pegada en las paredes, chorreando como pequeños mapas de la muerte.
Luego, como se sabe, nadie pidiò jamás la pena de muerte para los asesinos de esos parbulitos.
Hoy, los Estados Unidos de Norteamerica y Vietnam son amigos; bienvenida la cultura de la paz en reemplazo de la cultura de la muerte.

TOYNBEE
Quiero terminar mi intervenciòn –expresé- leyendo breves párrafos de la conversación que sostuvieron dos filosofos de celebridad mundial: Arnold Toynbee y Daisaku Iqueda, sobre la pena de muerte.

Towynbee dijo: “Estoy muy contento de que la pena de muerte se haya abolido en Gran Bretaña. (Esto fue escrito hace más de 50 años)
Dijo también que: “La aboliciòn de la pena de muerte deberia haber hecho que se avanzara un paso más por este camino humanitario; la respuestas de los criminales deberia haber sido la de eliminar el asesinato”.
Iqueda, dijo por su parte: “La razón que tengo para insistir en que la pena de muerte sea abolida en todas partes del mundo se funda en el respeto budista a la dignidad de la vida. Las personas que abogan por la aboliciòn de la pena de muerte suelen exponer estas ideas para fundar la validez de su posiciòn: un hombre no tiene derecho a juzgar ni a ejecutar a otro; la aboliciòn de la pena de muerte no aumentará el número de los crimenes que se cometan…Siento que la vida como entidad absoluta y digna del más profundo respeto nunca debe ser tratada como un medio de alcanzar alguna otra cosa que no sea la vida misma. La dignidad de la vida es un fin en si mismo, por lo tanto, cuando es necesario aplicar un freno social, seguramente es mejor acudir a un procedimiento que no menoscabe la vida”.

Ambos sabios afirmaron que, por ejemplo, la guerra es una de las principales causas de que se menoscabe la vida.
Confirmaron que la educaciòn es fundamental para la aboliciòn de todos los males de la tierra.
Yo creo que efectivamente, la educaciòn es la base sobre la cual debe empezarse a edficar una nueva sociedad en los pueblos pobres y sin educaciòn como el nuestro.
Precisamos de una cultura de paz y de vida, no una cultura de violencia y de muerte”,
dije finalmente.

Pero, eso conforma la arista de otra discusiòn”.

.

10 Comments:

Anonymous Gregory Sklartz Ashkenazi said...

He visto su opinión expuesta en este foro y me siento profundamente consternado, señor Orbegozo.
En primer lugar la manera que usted ocupa subjetivamente el lenguaje para inclinar las opiniones hacia un lado u otro de la balanza me parece un truco nada digno de la imagen que usted vende de profesor experimentado y creo que es de poca elegancia dejar resbalar ataques a la persona y no al argumento.
Veamos algunas perlas literarias:"participaron eminentes juristas y psicoanalistas como el doctor Mariano Querol", la otra participante es una doctora que no parece tener ningún mérito aparte de defender febrilemnet su causa.
Entonces, sr. Orbegozo, el que usted apoya hace una defensa serena y aquella con quien usted no está de acuerdo es un simplemente un furibundo expositor.
Con esto no hace sino intentar mostrar a aquel que usted apoya como un santón que desde el sosiego defiende la abolición de este derecho de las sociedades a defenderse y la contendora como una decontrolada, como la típica mujer histérica que habla desde el descontrol de las emociones y no de la serenidad del macho racional y reflexivo.
Esto señor Orbegozo se llama primero machismo decimonónico y segundo demuestra que los periodistas no debieran opinar desde experiencias personales en temas técnicos.
Mal que su congreso se preste para admitir relatos periodísticos cuando se debiera hablar de tasas de crimininalidad y no de cuentos de lo feo o bonito de un ajusticiamiento.

Lo del colofón me pareció simplemente un truco de mago sacando conejos de un sombrero ya que es una pseudoconclusión emanada de tres hechos donde no hay claridad de nada, usted sale al final diciendo un discursillo que repudia la muerte y aprovecha de lanzar al populacho su patético mensaje antisemita y su apoyo a la causa de los asesinos musulmanes de Palestina y el Líbano.
De vez en cuando debía recordar también a los niños judíos muertos por terroristas con bombas en buses de civiles en Jerusalem y hacer un panegírico en torno al cese de las acciones de estos antisociales en vez de criticar el derecho de toda nación a la autodefensa como lo hace el estado de Israel. Hacer llamados como éste es más útil que derramar antisemitismos en contra de la Sra. Karp por ejemplo y se acercan más al periodismo serio que al titular sensasionalista de periódicos que denigran al preofesionalismo de los medios en el Perú como son los esperpénticos ejemplos de "La República" o "El Expreso".

Usted habla criticamente de sensasionalismo y mire sus comentarios tendenciosos y dignos de un titular de prensa amarillista: "Todavía alcancé a ver la masa encefálica de los niños pegada en las paredes, chorreando como pequeños mapas de la muerte"
¿Es esto un argumento serio Sr. Orbegozo o simplemente retórica tan poética como "Laura en América"?
Usted aquí en este blog trata de vender una imagen de seriedad basada en años de experiencia como periodista (lo cual no dice nada a la hora de argumentar sin cifras ni ciencia), una imágen "aprofesorada" y técnica desde su púlpito de émulo de Savonarola en la decadente Universidad de San Marcos y finalmente nos revela la subjetividad de sus argumentos que lindan en atentar contra el judaísmo por intolerancia.
Así se comienza, señor Orbegozo, primero hablando en contra de las acciones de defensa propia del estado de Israel por culpa de las blancas palomas de Hizbullá y finalmente terminará negando el holocausto a este paso.
Mi último mensaje es apelar a que debemos ser SERIOS a la hora de argumentar, dejando de lado nuestros "aventuras" personales aunque creamos que ellas nos hacen dueños de la verdad, debemos dejar de lado nuestros odios raciales y la intolerancia hacia pueblos tan importantes en la historia como la nación de Israel y no podemos criticar por un lado el sensasionalismo mientras por otro escribimos textos dignos de prensa rosa o de crónica roja que vende gracias al morbo.

1:49 AM  
Anonymous Mohamed Ibn Alawi said...

Soy musulmán por la gracia de Alá, el único Dios, revelado a los hombres por su profeta Mahoma.
Y en nombre de la verdadera religión deseo agradecer que gente como el señor Orbegozo, apoye nuestra causa en Medio Oriente, nuestra casa ancestral de la cual algunos nos vimos expulsados cuando USA le inventó un país por la fuerza a Israel, país que todos sabemos que en realidad no existe y del cual se cuenta una historia de Holocausto que la historia deberá confirmar en épocas venideras de más justicia global.
Vivo en Perú desde la guerra de los 6 dias y aunque me ha costado vivir en este Occidente tan lejano de Dios, he adquirido cariño por esta tierra.
Por suerte en el mundo hay gente que, como el Sr. Orbegozo, aboga por la justicia para Palestina y el pueblo árabe. Que bueno que hable de la violencia generada por Israel y apoye nuestra lucha que a veces requiere de la inmolación en nombre del único Dios y su pueblo. Una oveja a veces si se entrega en la Jihad por todo el rebaño y elimina a los enemigos de la verdadera religión, es una oveja que alcanzará el paraíso, donde huríes y manjares esperan al guerrero.
Eso, el señor Orbegozo parece entenderlo a cabalidad y apoyarnos en contra del tirano judaico.
Hablar en el congreso de este tema es una acción de valentía que nos hace pensar en buscar algún reconocimiento de la organización para la cual trabajo (y que por seguridad prefiero no revelar aquí) entregándole alguna distinción pública, nombrándolo miembro o simplemente vociferando su nombre con el ardor de los guerreros de Alá en las oraciones que bendigan su nombre y el de su descendencia.
No haga caso a las voces de Sión que intentan amedrentarlo, recuerde que aunque hemos sido perseguidos sistemáticamente por el Gran Satán del Norte nuestras oraciones no pueden ser acalladas y en última instancia la inmolación siempre será recompensada por el único Dios.
As Salaam Alaikum

5:14 AM  
Anonymous Carrington said...

Si ese congreso es la misma banda de primates que aprobó tener un límite fronterizo inexistente con Chile y no reconocido internacionalmente nada más que por ellos; en nada me extraña que llamen a periodistas a contar cuentos de viejas respecto a la pena de muerte en vez de discutir con números en la mano.
La única tranquilidad de tenerlos como país limítrofe es saber que son capaces de poseer gobernantes como los que vosostros os merecéis.

8:45 AM  
Blogger Manuel Jesús Orbegozo said...

Al señor Ashkenazi:
He declarado por el Dios de los Cristianos que no soy antisemita. Mi clamor, digno de ser tomado en cuenta o no, es humanístico. Decir que vi restos encefálicos pegados en las paredes de un “wawahuasi” vietnamita no atenta contra el semitismo ni contra los norteamericanos. Es un ejemplo objetivo de la violencia y de la muerte, contra la que me rebelo.
Hasta hoy no ha aparecido en los periódicios una sola foto de niños judios muertos por las bombas disparadas por Hizbolla; en cambio hay decenas de fotos de niños árabes muertos por las bombas de Israel distribuidos por la prensa o el internet.
La protesta contra Israel por estos atentados contra la vida no son míos -que vuelvo a decir, pueden ser tomados en cuenta o no, aunque creo que no serán tomados en cuenta porque yo no soy sino un ciudadano más del mundo.
La protesta, en cambio, es universal. La ONU le ha dicho a Israel que pare la guerra, que no siga matando en El Líbano.
Espero, señor Ashkenazi, que su respuesta calificativos irrespetuosos contra mi persona, debe enviarla a la ONU no a mí, por favor.
Ustedes, señores judíos, honren al Holocausto o mejor dicho, no desencaden guerras o cometan actos infamantes parecidos a los cometidos por Hitler y sus aliados, por favor.
Finalmente, permítame exponer mis opiniones que trato de hacerlas de acuerdo a mi conciencia y subjetivamente porque no hay otra posibilidad, aunque basadas en objetividades de a puño. Yo estuve, luego de “La guerra de los 6 días” en las fronteras del nuevo Israel y vi muchos atropellos cometidos por los conqusitadores. Y eso lo escribí porque eso es lo que vi.
Finalmente, repito, nada tengo que ver con el antisemitismo, soy antirracista vocacional porque aquí en el Perú habemos muchos racistas. Por antiracista, hace años fui invitado por la ONU a un Congreso sobre Namibia, relacionado con Sudáfrica.
Tengo cuatro o cinco amigos judios que somos y seguireosn siendo amigos fraternos, pese a Ud., señor Ashquenazi.
Ademas, la humanidad jamás olvidará a muchos judios que han contribuido a su desarrollo. Marx tiene, sin embargo, unas palabras feas contra los judíos que muchos comparten, pero yo no.
Si desea seguir discutiendo conmigo no me llene de desmerecimientos, porque como usted bien dice, ¿de qué sirve si esos no son argumentos?.
Muy atentamente
MJO

9:11 AM  
Anonymous Tereso Cholipí Quispe said...

Profesor Orbegozo:
Soy ex alumno de la Universidad San Marcos y no entiendo como exciste gente que no sabe que con comentarios lansados sin ninguna linea argumental en contra de nuestra alma mater tan sólo muestran la pequeñes de sus razones.
Quisiera halentarlo a continuar mostrando su verdad y a seguir defendiendo sus ideas que es lo más importante que un ser humano puede hacer junto a amar al prójimo.
Usted evidentemente no es racista ni antisemita ya que sólo critica actitudes no al los pueblos.
Quisiera en todo recoemdarle humildemente que se aleje de organizaciones como las del sr. Ibn Alawi que son consideradas radicales tanto en Perú como en el mundo entero. Recibir honores de ellos puede ser a veses complicado.
Usted demuestra en su último comentario, conciliador, basado en argumentos y no en ataques personales la gran persona que es y como los años le han ayudado a transformarse en alguien sabio a quien los más jóvenes debemos escuchar.
Agradesco también que usted se dé el trabajo de contestar a cada uno de los que escriben en su blogs y que sea educado y amable en cada una de las respuestas.
Como cristiano sólo le puedo pedir a Dios que lo acompañe y proteja siempre. Un abrazo y bedisiones!

1:01 AM  
Anonymous Elena Nito del Bosque said...

Estimado profesor ORbegozo:
No, no lo entiendo. ¿No tuvo otra argumentación más brillante que ofrecer a los congresistas peruanos? ¿Y yo que pensaba que este país avanzaba? ¿por qué, eh, por qué no habló de sus amigos Pol Pot y Stalin? Tanto antisemitismo y no, no me venga con la burda prataña de la comunidad de la diáspora por que sabemos que fue usted quien escribió ese texto bajo tan burdo pseudónimo. La verdadera comunidad de la diáspora está pensando en demandarle por suplantación. Ahora me viene diciendo usted que los Katiusas no asesinan niños, ¿y usted se considera un periodista prestigioso y riguroso? Los katiusas, estimado señor Orbegozo, también explotan, hacen PUM y matan. Sí matan, a los niños también ¿o no lo sabe usted de sus experiencias como reportero de guerra? ¿o era mentira?

Yo, aunque no se lo crea, lo admiraba, me he comprado todos sus libros (por cierto, bastante caros para lo que son) y ahora me sorprendo al verle negar este nuevo holocausto que padece el publo judío.

Por cierto, ¿por qué no publicó nunca la entrevista a Hemingwsy, el alero de los Dallas Mavericks? ¿por qué era judío?
Ve como es un antisemita redomado.

4:34 AM  
Blogger Manuel Jesús Orbegozo said...

Distinguida señora Elena;

Lamento mucho tener que contestar respuestas todo desacomedidas como la suya.
Usted también descarga su ira contra mi, creo que sin razón valedera.
No sé de dónde saca Ud. que soy amigo de Pol Pot y de Stalin, lo único que le faltó decir es que también fui amigo de Hitler. Qué lástima.
Señora, estar en contra de todas las muertes ocasionadas por las guerras que, a mi juicio, son producto de la intemperancia, la irracionalidad o, la intolerancia, finalmente, problemas innatos del hombre, no me denigra en absoluto, pero sí me pone en situación incómoda tomando en cuenta su criterio.
Condeno la muerte provocada por cualesquiera manos ajenas.
Lo que está pasando en El Líbano no se puede tapar el sol con un dedo. Las condenas no parten de mi, parten de la ONU.
Sus furias, señora Elena, debe dirigirlas a las gentes de donde parten las órdenes para matar niños, sean cuales fueren. Si los del Hizbola matan a niños, pero, por supuesto, también, mi condena y mi maldición.
Lamento que haya malgastado su dinero en comprar mis libros y me parece medio ridículo que yo me ofrezca a recibírselos y devolverle lo que gastó. Me parece un gesto nada cortés. De todos modos, mil disculpas. Me siento un poco disminuido como debe sentirse el doctor Luis Jaime Cisneros quien escribió los prólogos. Disculpas, otra vez.
Por favor, respóndame con un poquito de menos ira, porque lo único que hace es pretender humillarme y eso no lo va a conseguir usted ni nadie,
pues tengo la conciencia y el corazón bien puestos.
Atentamente
MJO

7:53 AM  
Anonymous Elba Lazo said...

Maestro:
Por favor siga haciendo caso omiso de comentarios cuyo único fin es denostar a un señor con mayúsculas como es usted.
Yo he visto su trayectoria, donde desde la tauromaquia a la entrevista de grandes personas, desde levantar la alicaída conciencia de los trujillanos hasta ahora concienciar a los políticos, usted siempre ha hecho periodosmos seri y con encanto.
La señora Elena se equivoca al intentar acallar el flujo de sus ideas con ofensas sin ningún sentido.
Yo imagino ese 1 de enero de 1951 cuando usted llegaba a Lima sin siquiera imaginar la cantidad de gente que usted formaría en las artes del periodismo, imagino a Arafat mostrándole sus campos de entrenamiento ya la huella que iban dejando esos hombres en usted.
Pero también sé cuanto amam esta tierra y el porque de su apoyo a personas como Humala que talvez hubieran hecho un Perú más justo y digno.
Profesor textos tan valiosos como "Testigo de su tiempo" son obras de arte por las cuales pagaría el doble o el triple de su valor con ojos cerrados ya que valen harto más que lo que pagué por ellos.
Estimado señor Orbegozo, siga adelante con su cruzada por el Perú y la verdad en el mundo.
Un abrazo de una liberteña.

9:49 AM  
Anonymous Roberto Donoso Panda said...

Estimado profesor Orbegozo:

sé que no me recuerda, mis calificaciones nunca fueron brillantes, usted me suspendió en más de una ocasión, pero lo que usted me enseñó vale mucho más que todos los sobresalientes de la tierra.

Me indigna ver cómo hacen burla de usted. No se refiera a Elena Nito Del Bosque nunca más como "querida elena", no es más que un vulgar chiste de algún gracioso y estúpido personajillo, si lo lee usted de seguido observará como es un juego de palabras "el enanito del bosque".

Me fastidia que a un intelectual de su talla le quieran ofender con chistes tan pueriles "enanitos" como esos que nunca han leído sus magníficos libros, su impecable prosa, su lirismo encadenado, alambicado diría yo. Maestro, discúlpelos por que no saben lo que hacen.

7:35 AM  
Blogger El profe Leo said...

Buen artículo. Uno de las labores más nobles del periodismo debe ser la de servirnos de memoria, o sea registro histórico, debemos de analizar las coyunturas políticas y económicas en que se desenvolvieron los fusilamientos citados y descubriremos que fueron grandes "distractores": una manera baja y vil de distraer la atención de las masas en momentos de crisis de Estado. O sea estos fusilamientos son las "madrs" de todos los psicosociales.

http://sutebarranca.blogspot.comç

10:26 AM  

Post a Comment

<< Home