EL MUNDO, UN DÍA

Blog del Periodista Manuel Jesús Orbegozo. Este blog se mantendrá en línea como tributo a quien con su pluma forjo generaciones de periodistas desde la aulas sanmarquinas. MJO siempre presente.

My Photo
Name:
Location: Lima, Lima, Peru

Primero, recorrió todo su país en plan informativo, y luego casi todo el mundo con el mismo afán. Por lo menos, muchos de los grandes sucesos mundiales de los últimos 30 años del siglo XX (guerras, epidemias, citas cumbres, desastres, olimpiadas deportivas, etc.) fueron cubiertos por este hombre de prensa emprendedor, humanista, bajo de cuerpo pero alto de espíritu, silencioso, de vuelo rasante, como un alcatraz antes que de alturas, como un águila, por considerar que la soberbia es negativa para el espíritu humano. Trabajó en La Crónica y Expreso, y más de 30 años en el diario El Comercio como Jefe de Redacción, luego fue Director del diario oficial El Peruano y como profesor de periodismo de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos lo sigue siendo aún después de 30 años seguidos. Esta es un apretada síntesis de la vida de un periodista hizo historia en el Perú y en muchos de quienes lo conocieron. Puede además ver su galeria fotográfica en http://mjorbe.jalbum.net Nota: MJO partio el 12 de setiembre para hacer una entrevista, la más larga de todas. MJO no se ha ido, vive en cada uno de los corazones de quienes lo conocieron.

Sunday, July 09, 2006

¿QUE LE PASÓ A ZIDANE?

Todo iba muy bien en las finales de este Mundial de Futbol Alemania 2006, incluso, Zinedine Zidane, apodado “El Dios del fútbol” estaba preparado para despedirse del mundo deportivo luego de que terminara el partido que jugaba su equipo francés con los “azurras” italianos. De pronto, el demonio de la ira le hizo perder la serenidad como para golpear cobardemente a uno de sus rivales de juego, lo que le costó la expulsiòn. Ahora, su acciòn le debe estar pesando más que todo lo malo que haya hecho en la vida.

Con la pasiòn con la que `posiblemente juegan los futbolistas que buscan ser coronados campeones del mundo, Francia e Italia estaban jugando los tiempos suplementarios por haber terminado empatados 1-1.
Estaban ya en la segunda parte de este suplementario, cuando Zidane chocó levemente con Marco Materazazi y tal como lo vio todo el mundo por televisiòn, parecíó que nada iba a suceder.
De pronto, como si ambos fueran protagonistas de una escena teatral, Zidane, pretendió cumplir correctamente su papel de malo, y le aplicó un furibundo cabezazo a Materazzi y lo tumbó al suelo.
Elizondo tocó el pito luego de que su hombre de la lateral levantara su bandera y, de acuerdo a su informe verbal, no le quedó sino sacar una tarjeta roja y mostrársela al famoso jugador francés.
Es posible que todos los hinchas del mundo que estaban espectando la escena se hayan quedado mudos de asombro por la expulsiòn, pero también mudos frente al comportamiento de Zidane. No se puede aceptar que un jugador de su nivel, con tanto prestigio, con tanto honor y a pocos minutos de la apoteosis al decirle adios a las canchas, se comportara como un patán cualquiera.
Porque la agresión, en esos momentos, se agiganta. Se puede agredir a una persona en la calle luego de recibir una frase insultativa u ofensiva, pero en una cancha, en un recinto deportivo, el caso es totalmente diferente.

Los deportistas tiene que intervenir en las contiendas investidos de una ética especial, de una conciencia de comportamiento ideal. Se esté perdiendo o ganando, igual. Hasta se ha sellado que “Hay que aprender a ganar o a perder con una sonrisa en los labios”.
La actitud de Zidane mereciò la tarjeta roja por parte del referí del partido por eso y porque va a quedar como un ejemplo magnífico de comportamiento deportivo.

BEN JOHNSON, SEUL 88.
Mientras veía el espectáculo de la expulsiòn de Zidane, recordaba a Ben Johnson cuando fue declarado campeón mundial en la carrera de los 100 metros, realizada en las Olimpiadas de Seul, setiembre del 88.
Unos dos días antes, Carl Lewis, a quienes asistíamos a esos juegos, nos confirmó que “pasado mañana, yo seré el campeón del mundo”.
Tal vez, un poco vanidoso, pero es que estaba seguro de ganar esa carrera.

Todos los deportes despertaban tremendo interés en Seul, porque en todas las competencias, no solo se juega el triunfo de la persona o personas que intervienen, sino de la sociedad en general, de todo un pueblo o un país entero.
Por eso, esa mañana en que se dio la partida y antes de que los
relojes recorrían los 10 segundos, todos los que participaban en la carrera ya habían llegado a la meta.
En el recuento automático instalado al final de la pista: Ben Johnson figuraba con un tiempo de 9.79 décimas de segundo, mientras Carl Lewis aparecía con 9.72.
Todos aplaudimos a Canadá y no, a los Estados Unidos.

Johnson le había ganado con un tiempo que asombró a los entendidos. A los que no entendíamos mucho de tiempos y cronómetros no, porque total, ¿qué eran 7 décimas de segundo menos entre uno y otro.
O sea, 10 segundos pasan cuando uno camina 10 pasos, dar un paso le ocupa a uno mucho más que un décimo de segundo.
Aquí había que ver que 100 metros, estos atletas lo recorrieron en menos de lo que canta un gallo, como dicen los campesinos.

El desaliento total vino 72 horas después del triunfo del fornido negro canadiense cuando las más altas autoridades deortivas de Seul 88, emitieron un comunicado en el que afirmaban que "Big Ben" había corrido dopado o sea, luego de ser sometido a examenes de sangre le encontraron rastros de anabolizantes.
A Johnson se le quitó de inmediato la medalla de oro que había obtenido ilegítimamente 2 días atrás y se le entregó a Carl Lewis.

El episodio nos dio oportunidad, a los periodistas, a pensar en el altruismo que deben regir los juegos de competencia en cualquier lugar del mundo, ya sea en un baldio como en un Maracaná de los que ahora hay tantos en el mundo.
Ben Jonhson dijo recientemente que en esas Olimpiadas y acaso en cualesquiera otras, siempre se dopan. Bueno, pues, esto es lo que no debe suceder jamás.
Como no debe suceder jamás lo que acaba de ocurrir en Berlìn. Los deportistas tienen que investirse, repito, de una ética y moral intachables. Tienen que ir premunidos de una conciencia de triunfo, pero limpia. Acudir a la competencia sin vanidad, sin prepotencias que, a la postre, pueden resultar contraproducentes.

Cuando terminó la carrera aquella de Seúl, todos fotografimos a Lewis arrodillado, tomándose la cabeza con las manos y llorando, sin saber que su rival le había ganado con trampa.

Qué pena lo que le ha ocurrido a Zidane, el corpulento y extraordinario futbolista que soñaba con ser aclamado, minutos después de terminar el partido Francia-Italia. Su despedida hubiera sido realmente una apoteosis.

Una lecciòn que debemos recoger todos los hombres si no queremos que una mala acciòn nos obligue a tarjetas rojas y remordimientos de por vida.

6 Comments:

Anonymous Anonymous said...

¿Se sabrá qué le dijo el italiano a Zidane para provocar tal reacción? A lo mejor le dijo "aprista" o algo peor...

6:39 PM  
Blogger Roberto said...

en mi blog ensayé algunas hipótesis:

http://elmorsa.blogspot.com/2006/07/se-retir-zidane-un-grande-entre-los.html

8:42 PM  
Anonymous metropol said...

Zeno Manue,...donde estaban sus comentarios acerca de lo que ha venido aconteciendo en este gran
Mundial Alemania 2006?.No se supone que su blog se titula "El mundo,un dia"?,y por lo tanto tratar diversas notas de caracter
actual?;puesto que lo unico que he visto aqui,en todo lo que fue este
emocionante certamen,han sido sus
siempre notorias acerca de Eliane Karp,Alan Garcia,y desde luego,los chilenensis,come on Don MJO !,..o es que no le interesa el futbol?.
Respecto a la accion tomada por Zidane,en el campo de juego,contra
su oponente italiano,hay un decir
"gringo",que justo se ajusta para esta ocasion:"the devil made me do
it".Bravo por el elenco italiano!.
Buen trabajo en el campo de juego!.
Hoy,L'Italia tene a grande festa
pra cellebrare a sua vittoria!.
Italia campeoni della Copa dal
mondo!;Bravissimo,bravissimo!...
Bueno,y como dijera el "terminator"
hasta la vista signore!...

2:46 PM  
Blogger Manuel Jesús Orbegozo said...

Repuesta a los comentaristas:

Al USUARIO ANONIMO.
Creo que nadie hasta ahora ha publicado aún lo que se dijeron entre ellos.
El MORSA que figura en este blog sugiere que puede ser alguna mencion racista porque Matarazzi es de ascendencia argelina. Y los líos entre Francia y Argelia aunque sean lejanos, todavía subsisten.

Al MORSA:
Primero, excelente blog. Yo estoy totlamente desactualizado en este de informática, pero me agradaría mejorar la presentaciòn de mi blog.
Bien, respecto a lo de Zidane, creo que en su blog hay muchos datos que, dígase de paso, yo estoy muy lejos de tener porque ya no me doytiempo para la investigaciòn.
Veo que, por ejemplo, Zidane no está debutando como el malo de la película. Como dice el blog y lo retrata muy bien, Zidane poseee una "inner range".
Comparto con MORSA el "adios, maestro, uno de los mejores futbolistas que haya visto en mi vda y humano, muy humano".
En efecto, lo humano nos obliga a ser héroe o ratón, príncipe o mendigo, Nobel o "Scarface" en cualquier momento de nuestras vidas.
Como trataría de explicar Zidane: "The devil made me do it". Explicaría, pero no justificaría, porque lo que hizo nunca tendrá el perdón del Dios de los deportistas.

Para METROPOLE, gracias por la llamada de atencion, pero mi blog solo intenta llenar mis largos ratos vacíos, después de más de 50 años profesionales.
Escribo de todo y aunque el nombre es solo una gran rimbombancia, obedece más bien al titulo de un libro de Memorias que siempre pensé publicar respecto a mi paso por el mundo de la noticia, pero nada más. No tiene otra preensión.
Vi muchos grandes partidos mundiales y conocí personlmente a muchos grandes futbolistas, pero hace tiempo que no veo nada con la pasiòn de antes, como lo siguen haciend mis hijos.´
Disculpas por mi poca informaicòn, pero antes que por el lado del deporte, deseé en el caso de Zidane, tomar el caso por el lado de la ética deportista, y humana, al fin.

Gracias a los tres comentaristas.
MJO

5:27 PM  
Blogger Manuel Jesús Orbegozo said...

EL CASO ZIDANE

Todos los díarios del mundo reproducen ya lo que más o menos sucedió entre Zidane y Materazzi. Este le habría dicho a Zidane "terrorista y argelino de m..." y además "tu hermana es una prostituta".
Materazzi niega estos cargos aduciendo ignorancia supina al respecto. Dice que hasta ingnora qué quiere decir "terrorista".
Los medios fraceses afirman que Materazzi "le mentó la madre" a Zidane, frase vulgarísima, pero elevada a la quinta potencia cuando se le quiere llevar más allá de lo que semánticamente significa. En algunas grandes ciudades como Buenos Aires, por ejemplo, el saludo cotidiano entre amigos es esa vulgaridad.

Sea como fuere, a las palabras se las lleva el viento y antes de que se inventara la televisiòn, también. Pero, ahora, no. Toda imagen queda registrada y nadie la puede borrar asi nomás.
Es una lástima lo que le pasó a Zidane: lo que hizo con la mano ya no pudo ser borrado con el codo.

Quien debiò ser depedido apoteósicamente, fue despedido como un villano, como un patán cualquiera.
Y pensar que nadie de los que intervineron en esta Olimpiada juego mejor, más elegantemente y con más sabiduría que Zidane.

Pero, como decíamos ayer "the devile made me to do it".
Una gran pena, pero primero que nada es el "fair play".
Esa debe ser una consigna y no solo para cuando se juega fútbol sino en todos los actos de la vida.

MJO.
as
Esto porque Zidane haba
o

8:00 AM  
Blogger Manuel Jesús Orbegozo said...

EL CASO ZIDANE

Todos los díarios del mundo reproducen ya lo que más o menos sucedió entre Zidane y Materazzi. Este le habría dicho a Zidane "terrorista y argelino de m..." y además "tu hermana es una prostituta".
Materazzi niega estos cargos aduciendo ignorancia supina al respecto. Dice que hasta ingnora qué quiere decir "terrorista".
Los medios fraceses afirman que Materazzi "le mentó la madre" a Zidane, frase vulgarísima, pero elevada a la quinta potencia cuando se le quiere llevar más allá de lo que semánticamente significa. En algunas grandes ciudades como Buenos Aires, por ejemplo, el saludo cotidiano entre amigos es esa vulgaridad.

Sea como fuere, a las palabras se las lleva el viento y antes de que se inventara la televisiòn, también. Pero, ahora, no. Toda imagen queda registrada y nadie la puede borrar asi nomás.
Es una lástima lo que le pasó a Zidane: lo que hizo con la mano ya no pudo ser borrado con el codo.

Quien debiò ser depedido apoteósicamente, fue despedido como un villano, como un patán cualquiera.
Y pensar que nadie de los que intervineron en esta Olimpiada juego mejor, más elegantemente y con más sabiduría que Zidane.

Pero, como decíamos ayer "the devile made me to do it".
Una gran pena, pero primero que nada es el "fair play".
Esa debe ser una consigna y no solo para cuando se juega fútbol sino en todos los actos de la vida.

MJO.
as
Esto porque Zidane haba
o

8:01 AM  

Post a Comment

<< Home