EL MUNDO, UN DÍA

Blog del Periodista Manuel Jesús Orbegozo. Este blog se mantendrá en línea como tributo a quien con su pluma forjo generaciones de periodistas desde la aulas sanmarquinas. MJO siempre presente.

My Photo
Name:
Location: Lima, Lima, Peru

Primero, recorrió todo su país en plan informativo, y luego casi todo el mundo con el mismo afán. Por lo menos, muchos de los grandes sucesos mundiales de los últimos 30 años del siglo XX (guerras, epidemias, citas cumbres, desastres, olimpiadas deportivas, etc.) fueron cubiertos por este hombre de prensa emprendedor, humanista, bajo de cuerpo pero alto de espíritu, silencioso, de vuelo rasante, como un alcatraz antes que de alturas, como un águila, por considerar que la soberbia es negativa para el espíritu humano. Trabajó en La Crónica y Expreso, y más de 30 años en el diario El Comercio como Jefe de Redacción, luego fue Director del diario oficial El Peruano y como profesor de periodismo de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos lo sigue siendo aún después de 30 años seguidos. Esta es un apretada síntesis de la vida de un periodista hizo historia en el Perú y en muchos de quienes lo conocieron. Puede además ver su galeria fotográfica en http://mjorbe.jalbum.net Nota: MJO partio el 12 de setiembre para hacer una entrevista, la más larga de todas. MJO no se ha ido, vive en cada uno de los corazones de quienes lo conocieron.

Tuesday, November 07, 2006

PABLO GUEVARA HA MUERTO

No repentinamente, sino a pausas, ha muerto Pablo Guevara, uno de los poetas peruanos más auténticos del siglo XX, perteneciente a la llamada Generación del 50.
Un cáncer de esos que no deberían existir ni squiera como castigo para los perversos, lo fue consumiendo poco a poco ante la imposibilidad médica y la asistencia indisimulable de la indiferencia social.
Indiferencia endémica que se ceba en los poetas monumentalmente auténticos -que la mayoría no alcanza esa etatura- no llevan una vida de risas y holguras sino de aprietos y congojas y, por lo tanto, mueren en la miseria.
Los muertos de esa generación, poetas o no, como Edgardo Pérez Luna, Eleodoro Vargas Vicuña, Washington Delgado y Francisco Bendezú, para no mencionar a otros, creo que se fueron llevando a su ataúd más reproches que gratitud.

Yo mismo, una semana antes de que muriera, vi. a Pablo, pero en una condición física y anímica tan deplorable que preferí seguirme de largo para no ofenderlo con mi asombro
Luego, me detuve en la esquina a reflexionar cómo la vida puede comportarse tan vilmente con personas tan íntegras, tan magníficas, tan valiosas, como Pablo.

Vi que caminabas, resistías, resistías, resistías, como tú mismo señalas en la página 100 de tu poemario “Quadernas, quadernas, quadernas”, quinto acto, porque “el mundo es para los que resisten” había dicho una vez Tolstoi”.
Qué pena que Tolstoi, -aquí entre nos-, frente al desbarajuste en que ha terminado tu vida, Pablo Guevara, solo haya comprimido una utopía en una frase.

Entonces, Pablo, en la esquina me puse a recordar El Palermo, aquel bar de Colmena donde nos solíamos reunir todos los jueves hace 50 años, como una parva de pájaros fruteros de 20 años, a hablar de sueños y de muchachadas alrededor de una sola interminable botella de cerveza.
Entonces, contra los vasos chocaban las rudas voces guerreras de Pablo Macera o el grito de “Viva la vida, carajo”, de Vargas Vicuña o se escuchaban pendejadas de cualquier otro, como de José Antonio Bravo o de Tomás Escajadillo, mientras celebraban la fanfarria tímidamente Washington Delgado o Eduardo Zavaleta y Hugo Bravo Lecaside tomaba nota de todo lo que psaba en su calidad de DT de ese equipo intelectual. Vozarrón era Paco Bendezú, en tanto Abelardo Oquendo apenas susurraba y Aníbal Quijano, el huidizo, ensayaba sus primeros atisbos sociales.
Entonces, con Mario Castro Arenas y Carlos Castillo Ríos, acordamos publicar un acordeón de papel al que llamamos “Jueves”, donde dimos pase a los primeros poemas de Washington, de Alejandro Romualdo y tus primeros vahidos poéticos.
Después vendría la diáspora y luego el triunfo de quienes por entonces no eran sino solo sueños o esquemas de poetas o escritores o profesionales de futuro lustre.

El día del sepelio, en la pileta, -que es un símbolo de vida de quienes gastaron su juventud en la Casona de San Marcos-, cuando pasaron por allí los restos mortales del silencioso Pablo Guevara, vi a Quijano, a Fito García, a Mito, a Cisneros, a Manuel Velásquez, a Pimentel, seguirte acongojados.
A Jorge Pimentel, Guevara le concedió los máximos atributos poéticos como una de las más singulares figuras de la nueva poesía peruana. Hasta se concedió la libertad de terminar su prólogo llamado Los ojos que faltaban con los propios versos de Pimental:
“Te escribo desde un insomnio cualquiera/ Dejado el balde de agua, secado el plato seco/ derruido con este sol que jode, que no instruye/ Por qué no decirlo: sol burgués/ Salúdalo para que veas que no contesta”.
Tromba de Agosto de Pimentel fue comparado por Guevara con Trilce de César Vallejo, por supuesto, señalando las calidades de uno y otro poemario.

Pablo viajó a España becado para estudiar cinematografía y desde allá vertió, entre otros conceptos, lo que Europa le sugería: “Días vendrán -decía – en que nuestros países den a sus juventudes, una enseñanza viva de la vida, y no necesitemos algunos viajar para saber. Hoy que ambiciono la santidad terrestre de profesar la belleza sobre todas las cosas, estar desesperado es justo, pero tanto que hasta la belleza que ansiemos se nos antoje paradójicamente brutal, fea y disparatada”.

Pablo ganó premios muy importantes y escribió poemas muy importantes, tanto que algunos se convertirán en antológicos, en clásicos de la poesía peruana y castellana. Y si no leamos:

MI PADRE
Un zapatero

Tenía un gran taller, era parte del orbe.
Entre cueros y suelas y gritos y zarpazos,
él cantaba y cantaba y se ahogaba en la vida.
Con Forero y Artide. Siempre con Forero,
siempre con Bazetti, y mi padre navegando en el patio
y el amable licor como un reino sin fin.
Fue bueno, y yo lo supe a pesar de las ruinas
que alcancé a acariciar. Fue pobre como muchos,
luego creció y creció rodeado de zapatos que luego
fueron botas . Gran monarca su oficio todo creció
con él, la casa y mi alcancía y esta humanidad.
Pero fue muriendo, lentamente al principio;
su fe o su valor, sus frágiles trofeos, acaso su pasión,
algo se fue muriendo con esa gran constancia
del que mucho ha deseado. Y se quedó un día
retorcido en mis brazos como una cosa usada,
un zapato o un traje,
raíz inolvidable quedó solo y conmigo.
Nadie estaba a su lado, Nadie.
Más allá de la alcoba, amigos y familia
qué sé yo, lo estrujaban.
Murió solo y conmigo. Nadie se acuerda de él

Sigo pensando en por qué la muerte nos mata a todos, debería respetar siquiera a los poetas, convertirlos en inmortales. Claro, algunos lo son, finalmente, aunque a costa de muchos sacrificios, como es el caso de Pablo Guevara o Pablito, como infantilmente te llamamos tus amigos hasta cuando te has ido.

17 Comments:

Anonymous Elba Lazo Certero said...

Profesor Orbegozo:
Tal vez me olvidó en esas salas de clases impersonales donde todos parecemos iguales, pero yo no lo olvido en su habitual repetición de sus méritos como entrevistar a Pol pot. ¿Por cierto entrevistó o no finalmente a Kim Jong Il?
Yo le diría que en este post ha medido poco sus palabras. Yo mido 1,50 metros y me parece muy malo que usted ande hablando de la estatura de los poetas como si esto fuera garantía de calidad para el vate.
Pero pasemos a analizar su escrito y la obra de este supuesto rapsoda cuyo único poema que recuerdo, en la línea de queaderna, quaderna, quaderna; es "tu padre, tu padre, tu padre" sublime pero evidentemente abusivo con la reiteración (tal vez por eso usted lo admira)
Por cierto cuando dice a su edad "Yo mismo" ¿a qué viene?, es una búsqueda del yo en la senectud, sigue dictándole su ego hipertrofiado las palabras a escribir. Le ha dictado su ombligo la palabra "etatura", ¿es un neologismo propio de neuronas hipocámpicas atróficas? o ¿es una palabra utilizada por el famosísimo Hemingsway, alero de Portland Trail Blazers, a quien usted dice haber entrevistado?
Bueno, pero volvamos a su etatura moral. ¿Cómo pudo abandonar a un moribundo, al cual llama su amigo porque estaba flaco? ¿hubiera abandonado a Pessoa o Stalin en su lecho de muerte, por flaco o por ser seguidor de Super Tramp?
Esto es muy feo, señor, muy feo porque al final viene a hacer apologías de quienes abandonó en las últimas, para librarse de unos añitos en el purgatorio o quedar en un círculo más cómodo del hades.
Lamentamos la Muerte de pablo Guevara que murió pobre triste y especialmente abandonado (pero honrado) por los que dicen ser sus amigos.

2:10 PM  
Blogger Manuel Jesús Orbegozo said...

A Elba Lazo:


Relaté mi encuentro con Pablo Guevara tal como sucediò.
Tu lectura es tu lectura. No ha de faltar alguien que opine como tú, lo que signficará que cada quien tiene su forma de entender las cosas.
A mi juicio, haberme detenido a hablar con él habría significado desesperarme aún más frente a la impotencia de ayudarlo a salvarse.
Eso mismo me ocurriò cuando visité a Hugo Bravo, ocho días antes de su muerte. Ya no regresé más aunque pude hacerlo. Me era imposible ver la muerte tan de cerca. Y Hugo fue uno de los amigos más cercanos que tuve.
Tampoco regresé a ver a Alfono La Torre. Otro gran amigo.
Ni nunca volví a ver a mi padre ni a mi madre una vez que murieron, casi en mis brazos.
A mi padre, cuando le estaba dando el desayuno, le sobrevino un paro cardíaco y se muriò. Yo lo cambié de ropa antes de colocarlo en el ataúd y luego lo acommpañé -como a mi madre- hasta el cementerio donde están sepultados. Pero no sé dónde fueron sepultados porque no quiero pensar que se murieron.
Pretendo sentir que están vivos conmigo, lejos, acaso, pero no muertos.
Ahora que te hago esta confesiòn personal tan íntima, ¿me titularás de mal hijo, de pésimo hijo, de pérfido hijo, de qué me titularás?
El recuerdo de mia padres, hoy día, sin embargo, presiden mis quehaceres como si estuvieran vivos.
Yo lamento que tú tengas esa pésima idea de mi comportamiento.
Sobre si entrevisté a Kim Yon Il, si lo hubiera hecho lo confesaría, pero no lo entrevisté.
Entrevisté a Pol Pot, pero eso no debe sulfurarte. Mía no es la culpa de haber protagonizado esa y otras entrevistas aunque siempre dentro del modesto papel que desempeñé como reportero. Lo saben bien todos los que me conocen.
También entrevisté a Yuri Gagarin, por ejem plo, pero no presumo de nada ni lo estoy mencionando sin son ni ton. Si hubiera una coyuntura, si lo haría y no me averguenzo de ese privilegio.
De todos modos, a ti y a todos los que piensan así sobre mi comportamiento, les pido disculpas si esto los fastidia.
Mientras viva, que creo será un poco de tiempo más, seguiré expresándome pero sin ofender a nadie, como tú lo has hecho, aunque sea desaprobando mi actitud.
Gracias por leerme. Si alguna vez estuviste conmigo en alguna aula de San Marcos, pues considera que no he olvidado a nadie porque con ellos aprendí un poco más lo poco que sé de periodismo.
Siempre me quivoco cuando escribo, pero has de entender que no es un crimen haberme comido la letra s en la palabra estatura. Menos cuando me refiero a la estatura de Pablo, pero no a su estatura física.
Entonces, podría considerar el
el colmo de tu animadversiòn y ni pensar en mezquindades.

Cuando te parezca, escríbeme sobre lo que desees, a mi mail: mjorbe@terra.com.pe
Saludos.
MJO

3:18 PM  
Blogger Pinkerton said...

Estimado profesor, no creo que me recuerde, una vez me firmó uno de sus libros, por cierto no sé donde anda, en la feria de libro de Trujillo. Creo que ya era amigo de Ollanta Humala por aquel tiempo y ya presumía de haber entrevistado a Pol Pot.

Respecto a Gagarín, me imagino que se refiere usted al fulano ese que surcó el espacio por primera vez y se le ocurrió la sandez de decir que había estado en el cielo y no había visto a Dios, pobre ignorante. ¿No sería usted el que fomentaría esta respuesta ¿verdad? Querido profesor, ¿por qué nunca entrevistó a la perrita Laika? Seguro que hubiera dicho algo más interesante que mucho de sus entrevistados. Aunque, seremos justos, sus preguntas tampoco es que sean muy allá.

querido profesor, nos halaga cuando nos tutea, pero no dé su email con tanta facilidad oterminará en la sección de contactos de cualquier web del mundo.

En cualquier caso me sigue preocupando su comportamiento. Haber baneado un comentario y haber reintroducido un post no es un comportamiento ético a imitar. Mire la democracia no es juego, es algo serio que merece todo el respeto del mundo. Yo no corrí delante de los grises para ver cómo un procomunista y antisionista cualquiera se burla de la libertad de expresión de este modo tan burdo. Profesor Orbegozo que estamos ya en el siglo XXI y Castro es sólo una reliquia, reliquia que imagino que entrevistaría, conociendo sus referentes e ídolos.

Por cierto, yo que me considero su biografo no autorizado, quisiera preguntarle si entrevistó al perro Olivares por que la perrita, sin segundas, rusa le dio calabazas. ¿No le enseñó a la conductora del Sputnik su carnet de la KGB?

Querido profesor, admirado catedrático, un placer

9:59 AM  
Blogger Manuel Jesús Orbegozo said...

Para Pinkerton:

No creo que haya sido tu profesor, porque de lo contrario no intentarías burlarte de mi.
Rprocharías mi conducta, pero no intentarías tomarme el pelo.
Eso sería una ingratitud imperdonable. Pero, en fin, sigo afirmando que coincido con el estudioso inglés que afirma tener, el hombre, dos genes de nacimiento: el altruismo y la mezquindad.
No voy a explicar lo que pasó con respecto a lo que me reclamas tú y otros señores, el haber crucificado a la libertad de expresiòn borrando el blog sobre Me´xico, ni siquiera recuerdo qué decían los comentaristas. Lo que pasa es que no sé manejar bien estas máquinas, -ahora tengo una lap top que me ha enviado mi hijo desde EE.UU. y cuando intenté colocar una nota sobre las ONG borré no solo mi blog sobre México sino también un nuevo blog que pareparé sobre las NOG, ambas fueron borradas. por eso ya no aparecieron ni una ni otra. No es tampoco la primera vez que eso me sucede.
Si no quisiera seguir leyendo los insultos que algunos chilenos y ahora peruanos, me envían, pues, sencillamente no volvería a publicar nada, nunca más.
Expliqué una vez que consulté con un filósfo,amigo mío, si le parecía conveniente que borrara los insultos. me aconesjò que no, porque ellos salìan perdiendo y yo no.
Yo lo único que algeo es que esos comentarios más ofenden a mis otros lectores que a mi.
Mi página continua abierta, repito, de lo contrario, ya la habría clausurado y la habria abierto con un seudónimo para ocultar mi identidad como lo hace la mayoría. Y así insultar a quien me diera la gana.
Todos los que me contestan son Quispes, son Mamanis y desgraciadmanete, esos Quispes, esos Mamanis todavía no tienen ni saben manerjar una PC:
Te advierto que no sé borrar los blogs insultativos, no sé cómo se hace.
En etos días encontré a quine me instaló esta página y me ha ofrecido venir a enseñarme, porque francamente hay muchos que abusan de la libertad de expresión.
No te olvides que, como todo en la vida, tiene sus límites. Tu no estas autorizado de ofender a nadie, salvo que tú seas ofendido. Yo no ofendo a nadie sin embargo a mi me ofende medio mundo.
Tú intentas burlarte con lo del "Perro" Olivares. No te olvides que él muriò digamos, heróicamente, jujnto a Allende, quine fue mi amigo. Esta amsita les resulta irritante a algunos.

De alli a entrevistar a la perra Laika como lo sugieres hay una distancia que solo la mezquindad puede comprenderla correcta.
Pero, en fin, te la tendré que perdonar en honor a la libertad de expresiòn, según tú concepto.
Te dejo las páginas abiertas de mis proximos blogs para que sigas entrenándote a disparar al blanco.
Te doy mi mail para que me digas lo que quieras en privado y me escribas y asi puedas identificarte para recordar nuestras horas de clase, si es que realmente hemos estudiado juntos el periodismo.
Y muchas grcias por haber comprado mis libros. Los prologados por Sebastián Salazar Bondy o por Marco Martos o por Luis jaime Cisneros, a cuáles libros te refieres?
Saludos afectuosos.
MJO

7:29 PM  
Anonymous Joaquin Dolente Escribano said...

Don Manuel:
La envidia es probablemente uno de los males más arraigados en latinoamérica y ni chilenos ni peruanos están excentos de ello.
La demostración es la burla sistemática de la que está siendo objeto.
La pregunta entonces es ¿por qué?.
Seguramente si usted hablara estupideces al modo de esta gente, nadie vendría aquí a leer nada, pero como usted plantea temas interesantes, expuestos con seriedad, aparecen esta suerte de parásitos del pensamiento que profitan de quienes dan la cara en la web.
Usted MJO escribe con nombre y apellido, escribe con foto dando la cara y entonces es una cobardía por llamarlo amablemente, que aparezcan estas lacras intentando reírse de cosas de tan poco gusto como hacer mofa de su años (que me parecen una bendición)de su trabajo periodístico y de las posibilidades que le dio la vida de entrevistar a gente que nos gusten o no cambiaron la historia.
No sé cuando ellos podrán tener los galones de haber creado periódicos, de haber servido a su país en la información verza o de haber escrito textos que gente de peso intelectual deseaba prologar.
Deje que los perros ladren MJO, deje que pongan sus tonteras de la perra Laika, porque en el fondo sufren la envidia de no haber estado cerca nunca de personajes como Honecker, Pol Pot, Allende, Ernest Hemingway o a otros que yo tampoco conozco y que salen nombrados como el llamado "perro" Olivares o esos "Super Tramp".
Sr. Orbegozo, usted con su trabajo prestigia a este país y cuando en Chile perseguían la libertad de expresión usted ayudaba a gente perseguida en ese país. ¿sabrán eso los chilenos que vienen a este blog a pavonearse de tener un par de tanques, unos aviones y de estar en rankings económicos?
¿sabrán que la vida tiene muchas vueltas y que nadie tiene clavada a la rueda de la fortuna? ¿Recordarán cuando sus compatriotas se asilaban en Perú y cuando los incas dominaban América del Sur?
Nadie les habrá dicho que quizás mañana su falta de recursos energéticos los transformará en un pueblo que requiera de Perú y Bolivia?
Yo no entiendo las razones de estas personas que dicen ser alumnos de una Universidad gloriosa y que se comportan como simples "gamberros" agrediendo detrás de una máscara.
Por favor no deje de escribir y de darnos sus meditadas y sabias opiniones en este formato al cual es fácil acceder para algunos.
Usted, MJO, debe estar por sobre la mezquindad, por sobre la mediocridad de gente que no tiene respeto ni por la trayectoria ni por las canas.
Un cariñoso saludo
Joaquin Dolente E.

3:48 AM  
Anonymous Julián Hernández Quispe said...

Sr. Orbegozo:
Soy peruano y me extrañó su comentario un poco lapidario respecto a apellidos e informática.
¿porque cree usted que los Quispe o los Mamani no tienen acceso a Internet?

3:59 AM  
Anonymous Anonymous said...

Oiga yo me apellido Mamani y ¿acaso ese es motivo para que no sepa manejar una PC?
¡Increible el comentario anti pueblos originarios!

7:14 AM  
Anonymous Anonymous said...

" Yo mismo, una semana antes de que muriera, vi. a Pablo, pero en una condición física y anímica tan deplorable que preferí seguirme de largo para no ofenderlo con mi asombro
Luego, me detuve en la esquina a reflexionar cómo la vida puede comportarse tan vilmente con personas tan íntegras, tan magníficas, tan valiosas, como Pablo...."

Si Yo conociera una persona tan INTEGRA, TAN MAGNIFICA Y TAN VALIOSA, y lo veo en una situacion DEPLORABLE, me acercaria a ella, para ver que LE ha pasado, y si dentro de mis limitacionses pudiera ayudarla, jamas seguiria de LARGO.

Sr. MJO, quizas un simple saludo y una pequeña conversacion, basta para subir los animos a una persona, que esta caida en desgracia. Al parecer sus amigos deben siempre estar bien vestidos.

7:35 AM  
Anonymous Carlos Tienne Deformes said...

Mire yo de vez en cuando me paso por aqui y lo leo. Le reconozco sus méritos porque hace una labor interesante, pero esta vez creo que fue negativo lo que nos ha dado a entender. Tal vez es que no lo ha sabido expresar, pero la idea que queda es que ante situaciones adversas de otros, motivado por una cierto deseo de no incomodar usted prefiere evitar el contacto con el caído en desgracia. Eso no queda bien y suena harto mal a ojos de quien lee.
Respecto a los bromistas es mejor no hacer caso de los que parece una ofensa. Creo que se les debe contestar con energía y discutir vehemente con ellos, pero no amargarse.

3:35 PM  
Anonymous Anonymous said...

Sr MJO al parecer, Usted le tiene miedo a la muerte, pero animo y valor, comience a llenar su corazon de Esperanza, se imagina el poder convertirse en un ser inmortal, el unico. Eso seria terrible, ver a sus seres familiares y queridos partir una y otra vez , a sus amigos, al final desearia tambier morir. Le deseo larga vida, pero cuando ya crea que llegue el final, no se olvide de este blog, y despidase, de amigos y de aquellos que no son tantos, la muerte es parte de la vida, y antes de marcharse de esta vida, hay que tratar de superar todos los temores y errores, asi que visite a sus Padres. Feliz Vida Sr. MJO.- Chile

7:08 PM  
Blogger Manuel Jesús Orbegozo said...

A Joaquín y a Carlos, en especial,
gracias por salir a mi favor, pero más que a mi favor, a favor de los principios.
Creo que para actuar socialmente debemos manejar algunos princpios, como el del respeto mutuo. Debemos respetarnos como pesonas humanas que somos.

Yo hago todo lo posible por respetar a los demás, por eso, a lo largo de mis más de 50 años de trabqajo profesional, nunca tuve una reconvenciòn de nadie. Nunca nadie intentó refutarme recurriendo a tèrminos inconvenientes.
Eso es lo que me asquea de algunas personas cuando, en vez de responderme con razones, lo hacen con insultos.
Yo pensaba en borrarlos hasta de m i memoria pero no lo hice, primero porque no sé hacerlo en esta máquina, y segundo porque lo consulté con un intelectual ilustre amigo mío y me dijo que no lo hiciera para baldòn de los que escriben así, que yo no perdía nada. y lo dejé.
Sin embargo, cuando me enseñen a borrar en el blog, lo voy a hacer, no porque a mi me avegüencesn sino avergüencen a los demás, a aquelllos que me leen en varios países.

Yo lamento que algunos conceptos que emito, no sean bien entendidos. Por ahi, sale alguien a acusarme de racista porque he mencionado a los Mamani y a los Quispe. Ellos simbolizan a una étnica a la que más admiro y defiendo en mi país, y si digo que no tienen computadoras es porque el Estado peruano los tiene postergados.
No puedo creer que se me considere racista cuando en la década del 80 viajé a Angola invitado por la ONU a participar en un Conferencia contra el racismo, certamen a nivel mundial. Ahi volviò a encontrar a Sam Nujoma a quien dos años antes había conocido en Bagdad.
En Angola, con otros periodistas lo visitamos en los bordes de Namibia antes de que fue presidente y comimos y dormimos en su casa de campo con gallinas paseandose en los patios.
Me duele mucho que se me malinterprete.
Ya conté que en El Comercio, cuando era Jefe de Redacciòn del Domincal. uno de mis empleados era justamente un mamni, m urió prematuramente y su muerte nos causó a toedos un profundodolor y desconsuelo. Yo escribí un requien ue hasa ahora lo debe tener entre mis archivos.

Voy a seguir escribiendo porque tengo necesidad de hacer, pero nunca ofenderé a nadie. Discrepar no quiere decir insultar, esos on principios.
En cuanto a libertad de expresiòn, he conocido hasta la cárcel por mantener ese principio universal, aunque con la más firme convicciòn de que tal libertad no es absoluta, no debe serlo.
Gracias a ustedes que defienden esa libertad a mi nombre. Gracias.
Saludos.
MJO

8:08 PM  
Blogger Manuel Jesús Orbegozo said...

Al último comentarista:

En efecto, le tengo pánico a la muerte, pero no al hecho en sí, sino al sufrimiento que me pueda causar alguna enfermedad mortal. Por ejemplo, en 1995, estuvo 4 días en coma. Ahi debí morir y bien muerto, porque no sentí que me había muerto, de ese episodio no recuerdo nada.
De todos modos, digo como aquel sabio errático: "Yo no le tengo miedo a la muerte, lo único que quisiera es que cuando venga, no me encuentre".

Lamento que se me siga entendiendo tan equivocadamente en el caso de Pablo Guevara.
He hecho pública una cuestión mía muy personal: el que no visito a mis padres en sus tumbas.
Vuelvo a reptir: no voy porque no los creo muertos, los considero vivos. No quiero ni pensar que se murieron.
Cuando regresaba de Addis Abeba rumbo a Frankfurt, la aeromoza nos advirtiò que a las 12 de la noche nos iban a servir champán para celebrar la noche de Navidad. Ese día celebrábamos el cumpleaños de mi padre.
Entonces, escribí una nota para recordar que ese 25 de diciembre, tomé el champán con mi padre posiblemente en el cielo, muy cerca a mi.
- Salud papá, le dije, y considero que el levantó su copa y me respondió:
- Salud, hijo.

Pero, el amigo chileno desea que vaya a visitarlo en su tumba. No le voy a hacer caso. No quiero pensar en que mi padre está hecho polvo, aunque lo esté. Quiero verlo vivo, siempre sentado en su escritorio escribiéndome una carta.
De todos modos, gracias por su consejo.
Saludos.
MJO

Para el otro comentarista creo que también, Annonymo:
Lamento que me consideren un mal amigo. Pienso que no lo soy. Tengo documentos a montones que demuestran que nunca jamás me comnporté mal con mis amgiso. Tanto que creo ciegamene en esa frase sabia que dice: "Si tu amigo ha peleado para siempre contigo, nunca fue tu amigo".

He visto morir a mucha gentes, a mucha, tal vez cientos. Por eso será que la muerte me lastima demasiado.
Vi a Pablito, como a un muerto. Pensé en ese momento que presentarme sano como todavía estoy, sería para él un martirio o un insulto. NO tuve ni nunca tendré valor para ver tan de cerca a la muerte o a los moribundos.
Repito, voy a morir algún día, no sé, tal vez mañana o pasado mañana y no tengo miedo morir, lo que quisera es que fuera una muerte violenta, que no me diera tiempo ni para despedirme de nadie.
Se cuenta que cuando en el Averno, uno de sus amigos ilustres se encontró con Aquiles, rey de los mirmidones, le dijo:
- Quién como tú que sigues siendo rey.
Y él le contestó:
- Aunuqe no sea rey pero preferiría estar en la patria de la vida y no de la muerte.

Esa anécdota me la contetó el pintor Szyzslo cuando lo entrevisté. Me quede conmovido.

Saludos.
MJO

8:48 PM  
Anonymous Miguel Ángel Malpartida said...

Dr. Manuel Jesús Orbegozo, quiero dejar aquí un pequeñísimo testimonio sobre Pablo Guevara, maestro y amigo de los jóvenes. Espero me lo permita.

Pablito prometía retirarse de la cátedra, cada año, aunque nosotros sospechábamos que nunca lo haría, que San Marcos no podía perder su valiosa conciencia crítica, su ironía tan lúcida, la preocupación tan íntima y a la vez tan expansiva que sentía por el destino humano. Pablo sabía que escuchándolo hablar sobre la vigencia de Vallejo en las plazas y calles, de las ciudades y pueblos, en la mezquindad del poder, en el dolor cotidiano del mundo, muchas personas encontraban un lazo natural con la poesía. Y sus esquemas "guevarianos" más que "lotmanianos" así lo atestiguaban. Nadie como él, ni críticos (que abundan), ni doctos ni entomólogos de versos, podían alcanzar, como en sus heterodoxas clases, la equilibrada armonía de un doble creador (el riguroso caos desbordante del poeta y el estudioso). Pablo era el vidente de la poesía en movimiento, la que vimos circular por la calle, por la casa de su infancia en la Plaza Italia, por su trajinar de los miércoles en Letras, dejando siempre nuestras palabras atadas. La primera vez que supe de él, alguien me contó que se le había acercado para preguntarle: “Disculpe, ¿Ud. es el profesor Pablo Guevara?”, y él había respondido con media sonrisa, acelerando el paso y cargado de libros y películas: “No, yo soy el POETA Pablo Guevara”

8:52 PM  
Blogger Manuel Jesús Orbegozo said...

A Miguel Angel Malpartida:

Muchas gracias por el hermoso recuerdo de Pablo Guevara, y porque es la primera vez que he leído un comentario que de verdad ha enriquecido mi blog. Muchas gracias.
Saludos afectuosos.
MJO


NOTA. Aprovecho esta oportunidad para pedir mil disculpas porque veo que mi antepenúltima respuesta está llena de incorrecciones, faltan letras, etc. Lamento no saber manejar la máquina para regresar el contenido a otro lugar y corregirlo.
Otra vez, mil disculpas.
MJO

9:06 PM  
Anonymous Miguel Ángel Malpartida said...

Dr. Manuel Jesús Orbegozo:

Me honra recibir sus saludos afectuosos. Su blog resulta interesante para las personas que apreciamos la labor de un verdadero periodista, de larga y real trascendencia en la vida nacional, y que no teme enfrentarse a los nuevos medios de opinión.
El afecto de sus alumnos de la escuela de comunicación, de los cuales recibí las primeras referencias acerca de su persona ya hace algunos años, es prueba más que suficiente de su vigencia en la formación de mentes jóvenes, alejadas de todo revanchismo y resentimiento. La labor de un maestro siempre ha sido transmitir la experiencia académica sin desligarla de la experiencia vital que ésta conlleva. De acuerdo a esta premisa, y al igual que Pablo Guevara, (a quien tuve el agrado de homenajear el día de ayer en el auditorio de Letras), es usted también un verdadero maestro.

Con respeto y admiración.

Miguel Ángel Malpartida

1:07 PM  
Anonymous Anonymous said...

Profesor Manuel Jesús Orbegozo:

Comparto su opinión, los únicos comentarios que de verdad han enriquecido su blog son los del joven poeta Miguel Ángel Malpartida. Aunque este muchacho pertenece a la escuela de literatura y por esto no creo que haya asistido a alguna de sus clases, tiene razón en algo, los alumnos de la escuela de comunicación no sentimos resentimiento alguno contra usted, al contrario, nos llena de orgullo que sea nuestro profesor. Los comentarios de la parte superior seguro pertenencen a personas ajenas a nuestra escuela.

Atentamente,

Víctor Chávez

8:24 AM  
Anonymous Anonymous said...

Querido Profesor:

Al leer los terribles comentarios que gente sin escrúpulos y con la mediocridad a flor de piel han hecho sobre su persona, mi indignación llega a compararse con un volcán en erupción.
Definitivamente, este tipo de parasitos alimentan su ego en base a la critica destructiva y con el único interés de apaciguar en algo su misma mediocridad.

Profesor Orbegozo, usted es un PERIODISTA de gran trayectoria que no debería gastar valiosas energías en gente a la cual sólo la mueve la envidia.

Mis respetos a un hombre y maestro que le dió y le sigue dando tanto a su institución. Y tenga por seguro que sus alumnos, aquellos a los que inculcó el amor, respeto y dedicación a la profesión le profesan una sincera gratitud.

Recuerde profesor:
Si los perros ladran es señal que avanzamos.

4:21 PM  

Post a Comment

<< Home