EL MUNDO, UN DÍA

Blog del Periodista Manuel Jesús Orbegozo. Este blog se mantendrá en línea como tributo a quien con su pluma forjo generaciones de periodistas desde la aulas sanmarquinas. MJO siempre presente.

My Photo
Name:
Location: Lima, Lima, Peru

Primero, recorrió todo su país en plan informativo, y luego casi todo el mundo con el mismo afán. Por lo menos, muchos de los grandes sucesos mundiales de los últimos 30 años del siglo XX (guerras, epidemias, citas cumbres, desastres, olimpiadas deportivas, etc.) fueron cubiertos por este hombre de prensa emprendedor, humanista, bajo de cuerpo pero alto de espíritu, silencioso, de vuelo rasante, como un alcatraz antes que de alturas, como un águila, por considerar que la soberbia es negativa para el espíritu humano. Trabajó en La Crónica y Expreso, y más de 30 años en el diario El Comercio como Jefe de Redacción, luego fue Director del diario oficial El Peruano y como profesor de periodismo de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos lo sigue siendo aún después de 30 años seguidos. Esta es un apretada síntesis de la vida de un periodista hizo historia en el Perú y en muchos de quienes lo conocieron. Puede además ver su galeria fotográfica en http://mjorbe.jalbum.net Nota: MJO partio el 12 de setiembre para hacer una entrevista, la más larga de todas. MJO no se ha ido, vive en cada uno de los corazones de quienes lo conocieron.

Friday, October 14, 2005

UN INCREIBLE DRAMA JUDIO PERSONAL

EN PLENA FIESTA DEL YON KIPUR

Isaac Bigio es un notable periodista judìo-peruano muy lúcido. Mantiene una columna en el diario CORREO donde hace gala de sus conocimientos de política y geopolítica internacional. Es una de las columnas más leídas en el mundo. Sin embargo, está sufriendo un increible drama personal.


La columna de Isaac se llama “Mundo al Dia” y efectivamente, a sus lectores nos intenta poner al día sobre todos los sucesos que deben interesarnos o preocuparnos como ciudadanos del mundo.
Sus textos no constan de largos ni complejas explicaciones ni de trabalenguas políticos; no hay un solo término de jerga especializada ni de lenguajes esotéricos ni manipulados; casi todos sus trabajos son una exposiciòn muy simple, didáctica y llena de madurez y realismo.
A pesar de ser judío, Isaac no intenta, por ejemplo, convencernos de que todo lo que ocurre en Israel es bueno, al contrario, expone los temas con increible objetividad. No solo se le entiende perfectamente lo que quiere decir sino que consigue que se nos grabe en el consciente o sea, se fije en nuestras conciencias que es, en último término, la aspiraciòn de todo periodista de oficio.

El 14 de octubre reciente , hablando sobre árabes y judíos dijo que “Para una minoría la convivencia se debe dar con una república multiétnica (federal o unitaria). La mayoría de ambos pueblos pide la cohabitación de dos Estados: Israel y Palestina”.
Pero, inusualmente, la columna tuvo un final infeliz.

Isaac explicó que ese día, el mundo judìo celebraba su festividad máxima: la del Yom Kipur o sea, el Día del Perdón. Los árabes también celebran su máxima festividad, llamada Ramadán, en octubre, a partir del día 5.
Los judios, como máximo homenaje de religiosidad, ayunan las 24 horas del dia. Pero, es un ayuno total, no solamente relacionado con la comida sino hasta con el agua. En ese día no beben ni siquiera una gota de agua.
Los árabes, en cambio, pueden beber agua, pero no comida, por lo menos hasta las 6 de la tarde, hora en la que sí pueden comer aunque frugalmente.

Hace años, cuando estuve con un grupo de guerrilleros árabes en los alrededores de Amman, Jordania, me sorprendí de que en el almuerzo yo fuera el único que comía. Nadie más, todos los árabes que me rodeaban solo se contentaban con mirarme comer.
Después de las 5 nos llevaron a otra sala más grande y luego pusieron sobre la mesa central una tremenda fuente de arroz. Entonces, todos nos lanzamos a comer.
Ahí me di cuenta de otro detalle: ningún árabe comía con el tenedor que nos pusieron, o sea, no podían manejar bien los tenedores. Luego de unos minutos, me pidieron permiso para “echar pie a tierra” y comer solo con su mano, con sus dedos. Los jóvenes guerrilleros preparaban el bocado y se lo llevaban a la boca hábilmente, en diez minutos se devoraron la fuente de arroz.

Pues bien, Isaac dedicó su columna a contarnos ese algo de las dos fiestas más grandes de judíos y árabes que se celebran desde que ambas religiones aparecieron sobre la tierra. Claro que tienen otros significados inherentes, como el de la Paz. Los judíos realizan esta fiesta como un hondo deseo o evocación a la esperanza para que se alcance o se viva en paz.

Sin embargo, algo que a sus lectores, nos llamó sobremanera la atenciòn ese día 14, fue una PD o “Post Data”, es decir, un agregado demasiado simple, pero dramático: Isaac Bigio le pedía a su padre que le devolviera a su hijo.
Ya en días pasados se había presentado en la TV local para relatar algo de lo que le estaba sucediendo: su padre, lógicamente de confesiòn judía, pero además muy acaudalado, había secuestrado a su hijo mayor de sus cuatro hijos: José, Alex, Carlos y Daniel.

Isaac escribó cuatro líneas que no podían dejar de retratar el drama brutal que está viviendo y que a nosotros nos dejó consternados. El decía literalmente: “PD.- Hoy ayuno para perdonar a mi padre por lo que hace y para que aparezca mi hijo José, desaparecido hace un mes”.
Sus explicaciones indicaban, como dijo ya, que su padres se había encaprichado en tener con él a su nieto, pero era una forma inusual de hacerlo: Lo había raptado, así de simple e increible: lo había raptado.
Ningún abuelo en el mundo puede recurrir al rapto, a la violencia extrema, delincuencial, para tener consigo a nadie asi fuera su nieto.

Increible que este hecho no pueda ser aceptado fácilmente ni siquiera por el mismo Isaac. Puede ser explicado, pero cualquier explicaciòn que se dé no satisfará jamás a un padre que como Isaac, ve rota a la fuerza la vinculaciòn con su hijo.
Esto solo demostraría cuán mezquina es el alma humana o cuán complejos son nuestros más hondos sentimientos.
Ya no es, pues, cuestiòn de razas, de religiones, de culturas, de clases sociales ni de geografias, sino de cosas del corazón humano. Un abuelo descorazonado como el padre de Isaac, está haciendo sufrir demasiado a un hombre simple que, a través de sus columnas periodísticas, nos demuestra una altisma calidad intelectual, pero mucho más, una profunda sensibilidad humana.

Ojalá el Dios de los Judíos conmueva el corazón del padre de Isaac y pronto le ponga punto final a este drama inusual y perverso.

7 Comments:

Anonymous Decepcionado said...

un increíble drama católico personal,
un increíble drama musulmán personal
un increíble drama tibetano personal
un increíble drama agnóstico personal
un increíble drama ateo personal...
el calificativo me parece que está de sobra. ¿hasta cuándo? se vuelve más dramático o menos por la religión de los protagonistas? ¿el abuelo es más malvado por ser judío o por dejar serlo? es como cuando en los diarios ponen "el sujeto de raza negra" o cosas por el estilo. ¿un racismo asolapado? ¿Tanto que el mismo autor no se ha percatado de ello?

3:45 PM  
Blogger Manuel Jesús Orbegozo said...

A Decepcionado:

Me decepciona la mezquindad humana, en vez de conmovernos ante al drama personal del judìoperuano señor Bigio, nos conmovemos porque quien ha escrito ese post no sabe hablar o escribir bien el catellano o funge de racista asolapado.

Muchas veces escuché a mis abuelos que decían:"No hay palabra mal dicha sino mal entendida".
Recurro a mis abuelos para tratar de explicar lo que ha decepcionado a mi generoso lector "Decepcionado".
En primer lugar, el titular tiene dos adjetivos, increible y personal. No sé cuál de los dos es el que ha decepcionado al señor "Decepcionado".
Creo, en primer lugar, que el drama merece el calficativo de"increible".
Y también el que califica a judío, porque el drama no es colectivo, es personal, asi de fácil. O por lo menos eso es lo que he querido expresar.
Es un drama el rapto de un nieto, y es increible porque lo rapta su mismo abuelo, el drama es judío como podría ser alemán o chino, por el protagonista, por quien está sufriendo, en este caso una persona de esa nacionalidad confesiòn religiosa. Y es personal, porque el drama no lo vive todo el puebllo judío sino uno solo de sus miembros.
Lamento que el "Decepcionado" no me haya entendido o acaso esté tratando de encontrarme "cinco pies al gato".
Lo único que he pretendido es exponer algo que me parece inusual y demasiado perverso.
El mismo Isaac Bigio me acaba de enviar un mail agradeciéndome el tono de mi post.

Creo que habría que ser más altruista y solidarizarse con Isaac antes que corregirle sus fallas gramaticales garrafales o conceptuales a MJO. Total, MJO no funge de nada.

De todos modos, gracias y saludos.

7:12 PM  
Blogger Taylor de la Cruz said...

Me ha conmovido sobremanera el caso y la forma con que nos cuenta la triste realidad del amigo Bigio. No entiendo si el padre es abuelo o es un desconocido para cometer semejante locura con su misma familia. nosé que pensar.

9:20 AM  
Blogger Manuel Jesús Orbegozo said...

A Taylor de la Cruz:

En efecto, el llamado a que le devuelva su hijo lo puso el mismo Isaac en su leída columna periodística. La repito otra vez: "PD: Hoy ayuno para perdonar a mi padre por lo que hace y para que aparezca mi hijo José desaparecido hace un mes".
Isaac apareciò en un programa de TV y mostró a su hijo raptado por su abuelo.
Esperamos que esta cadena de protestas sensibilice al abuelo Bigio y devuelva a su nieto José raptado increiblmente hace un mes.
Eso esperamos todos los que sentimos como en carne propia semejante atropello más allá de los DD. HH.
Saludos.

8:12 PM  
Blogger Roberto Iza Valdes said...

This comment has been removed by a blog administrator.

7:54 PM  
Blogger Roberto Iza Valdes said...

This comment has been removed by a blog administrator.

1:44 PM  
Blogger Roberto Iza Valdes said...

This comment has been removed by a blog administrator.

7:45 PM  

Post a Comment

<< Home