EL MUNDO, UN DÍA

Blog del Periodista Manuel Jesús Orbegozo. Este blog se mantendrá en línea como tributo a quien con su pluma forjo generaciones de periodistas desde la aulas sanmarquinas. MJO siempre presente.

My Photo
Name:
Location: Lima, Lima, Peru

Primero, recorrió todo su país en plan informativo, y luego casi todo el mundo con el mismo afán. Por lo menos, muchos de los grandes sucesos mundiales de los últimos 30 años del siglo XX (guerras, epidemias, citas cumbres, desastres, olimpiadas deportivas, etc.) fueron cubiertos por este hombre de prensa emprendedor, humanista, bajo de cuerpo pero alto de espíritu, silencioso, de vuelo rasante, como un alcatraz antes que de alturas, como un águila, por considerar que la soberbia es negativa para el espíritu humano. Trabajó en La Crónica y Expreso, y más de 30 años en el diario El Comercio como Jefe de Redacción, luego fue Director del diario oficial El Peruano y como profesor de periodismo de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos lo sigue siendo aún después de 30 años seguidos. Esta es un apretada síntesis de la vida de un periodista hizo historia en el Perú y en muchos de quienes lo conocieron. Puede además ver su galeria fotográfica en http://mjorbe.jalbum.net Nota: MJO partio el 12 de setiembre para hacer una entrevista, la más larga de todas. MJO no se ha ido, vive en cada uno de los corazones de quienes lo conocieron.

Saturday, November 18, 2006

LA CHINA TRILLONARIA

La noticia la ha dado el prestigioso columnista peruano Isaac Biggio, cuando dice textualmente en Correo, que “China acaba de llegar a ser el único país (del mundo) en tener reservas de $1,000,000,000,000 (un trillón de dólares). Si hace 40 años ésta fomentaba la “gran revolución cultural proletaria” hoy impulsa la gran transformación comercial capitalista”, dice Biggio.
Dice también que si antes exportaba ideología ahora exporta manufacturas y capitales.
Para quienes hemos conocido China desde esos años de la “Revolución cultural” a la que se refiere Biggio hasta hoy”, semejante noticia nos causa demasiado asombro y regocijo.


O sea, yo conocí China cuando ni el automóvil en el que se movilizaba el primer ministro Chou Enlai era de él. Cuando le pregunté a mi guía, entonces, de quién era ese automóvil sin gota de lujo, pero eso sido brillando de limpio, me contestó “Es del Estado. Cuando el ministro Chou termine su mandato, lo devolverá”.
En esos años, a finales de la década del 60 y comienzos del 70, nadie en China, tenía automóvil propio. Había unos cien automóviles de servicio público, pero individualmente no le pertenecía a nadie, todo estaba socializado.
Cuando le pregunté a mi guía Lu Tse-kuan, si los chinos ahorraban, me contestó que sí, “porque el presidente Mao asi lo ha determinado”. Y ¿cuánto ahorran?, le pregunté. El me contestó: “Cada chino ahorra obligatoriamente un dólar por mes”.
Sentí una especie de desencanto al pensar en lo poco que podía ahorrar un chino. Luego le pregunté, “y ¿cuántos chinos ahorran un dólar por mes?.
Lu hizo rápidos cálculos mentales y me contestó: “Un poco más de 300 millones de chinos”. Entonces, me quedé atónito.

Estoy hablando de los primeros años antes del 70, antes de la muerte de Mao, de Chou, de Chu Teh, de todos los héroes de la Larga Marcha, a quienes conocí, y el ascenso de Deng Siaoping al mando del continente chino.
Como es sabido, Mao y Teng tenían discrepancias tanto ideológicas como pragmáticas: Mao quería “cambiar a los chinos”, no importaba el tiempo. Cuando Nixón le preguntó si ya China era comunista, Mao le respondió que no, pero “posiblemente en los próximos cien años”
Mientras tanto, Deng, quería “cambiar a China”. Para Teng lo importante era que el gato cazara ratón, no importaba el color del gato.
Treinta años después de esa lucha por socializar o comunizar a China, el “capitalismo salvaje” como le llaman sus detractores, ha hecho presa de China y está dando frutos insoslayables. A partir de cuando empezó a capitalizarse, todo ha cambiado en China, hasta los nombres. Ya la capital no se llama Pekín, sino Beijing.

Las últimas noticias provenientes de China, nos informan que en estos momentos hay 50 millones de millonarios que se reparten en las principales ciudades del país, en especial en las creadas a partir del 80, como Zhen Shen que conocí cuando solo era una caleta de pescadores y ahora es algo asi como una copia de Hong Kong o Nueva York.

El 2 de noviembre de 1971, el Perú estableció relaciones diplomáticas con China. El 1 de mayo de ese año, yo había estado en Pekín donde alcancé a conocer a Mao y entrevistar a Chou. De regreso a Lima, junto al ex alcalde de Lima, Alfonso Barrantes Lingan; al congresista Carlos Malpica, al historiador Emilio Choi, al lingüista Alfredo Torero, entre otros veinte intelectuales o amigos de China, fundamos el Instituto Cultural Peruano-Chino (ICUPECH) para intercambiar, como lo decía el nombre, la cultura de ese país con la nuestra; cinco o más años después renuncié a la presidencia.
A mi vuelta de China, en 1971, escribí “Reportaje a China” y en 1989, “TIAN ANMEN, La Otra cara de la Medalla”. En este último libro consigné mis testimonios sobre la entrevista que ese año sostuvieron Mihail Gorbachov y Deng, y mis testimonios de la mal llamada “Masacre de Tian Amen” por la siempre interesada prensa occidental.

Frente a la carrera imparable de China hacía el desarrollo, habría que considerar serenamente si Mao o Teng anduvieron equivocados o no. Porque, según se sabe, China ha dejado que las normas capitalistas la invadan, aunque políticamente no, según ellos mismos, tanto que a su sistema vigente le denominan “socialismo al estilo chino”.
Ahora que ha muerto Milton Friedman, ¿qué dirán los prochinos y qué, los antichinos?.
Aquí mismo, el periodista Aldo Mariátegui en Correo, poco menos que lo ha endiosado, mientras que el periodista César Hildebrandt, en La Primera, lo ha satanizado. Ha dicho que “No solo Al Capone hizo famosa a Chicago” sino también Milton Friedman.
Ambos han expuesto sus opiniones opuestas por el vértice, pero sin recurrir a insultos. El insulto es repudiable en estos casos.

Pero volviendo a China, los 35 años de relaciones diplomáticas con el Perú recién cumplidos, han sido celebrados, digamos, sin fanfarrias. El Congreso alabó las relaciones bilaterales cada vez más en asenso, y la Embajada inauguró dos exposiciones: una de cometas en el Museo de la Nación, y otra de fotografías en la Universidad Ricardo Palma.
El joven embajador chino, Yin Hengming, hizo referencias a la estupenda situación de las relaciones entre nuestros dos países, casa vez con mayores perspectivas.
Aquí, observé fotografías de Pekín, y no pude reconocer nada. Antes las avenidas estaban repletas de bicicletas, ahora están repletas de automóviles. Antes, solo el Hotel de Turistas tenía 10 pisos, ahora hay cien edificios de más pisos.
Ojalá, China siga creciendo en todo sentido.

La humanidad precisa de una potencia de contrapoder. Por ahora, casi todos estamos supeditados solo a los Estados Unidos de Norteamérica, la primera potencia del mundo que desgraciadamente, su comportam iento no es irreprochable.
Antes, teníamos a la URSS; ahora, no tenemos a nadie en la balanza. Corea del Norte, desgraciadamente, es poca cosa. Esperaremos a China que, por lo pronto, desde el pujnto de vista económico, es él único país del mundo cuyas reservas son de un trillón de dólares, según noticia propalada por el comentarista internacional, Isaac Biggio.

6 Comments:

Anonymous Larry Bird said...

¡A usted le gusta el totalitarismo profesor Orbegozo! le encanta que haya una potencia que le ponga contrapeso a USA sin importar Tiananmen, la ausencia de derechos humanos, la censura de internet, la desigualdad obligada de las regiones para las que no hay capitalismo y por sobretodo la imposibilidad de pensar diferente. Yo creo que usted hibiera sido feliz un agente de Ingsoc en 1984 de Orwell. Le gusta esto de tener un gran hermano que decida por la gente.
Con añoranzas por la URSS,¡es increíble! como buscando al superhéroe del "¿y ahora quien podrá defendernos?, es alucinante, parece que es verdad eso que a usted le gustan los katiusas que hacen PUM y matan, como le decía un irónico lector. Y ahora suma a los que pone en sus favoritos del Explorer a Corea del Norte.
Yo que usted empiezo a preocuparme mire que se están acabando las dictaduras de izquierda y a este paso va a tener que ir a probar bombas atómicas con su admirado Kim Jong Il ya que Castro agoniza al igual que estas revoluciones que al final terminarán en capitalistas y nuevos ricos en un mundo de colmenas de trabajadores por 1 dólar mensual.
Y me extraña que se admirara de los chinos que ahorrando un dolar mesual juntaban harto dinero, si hasta los niños saben que chinos hay muchos.
Todos sabemos que si en un país como Perú lanzaran 10 millones de chinos osea la milésima parte de sus habitantes armados sólo con hambre, nos gana una guerra fácilemente.
Profesor Orbegozo, intente ser democrático, mire que los griegos no estaban tan equivocados con esto de elegir a sus representantes, déjese de nostalgias por sus héroes Stalin y Mao y todos los que nombró en la Gran Marcha, el mundo es diferente ahora y si los chinos dominan el orbe hasta sus nietos en USA andarán con uniforme
y tarbajarán 20 horas diarias por 1 dólar.

12:57 PM  
Anonymous Zhao Jing said...

MJO:
No olvide a otros grande héroes de la revolución China como: Chop Suey, Liu Kang, Wang Tang, Kung Lao,Lyn Ming Mei y su canto de libertad y Lim Piao. Y no sólo intelectuales sino que también mártires como I Fu Ming, Pin Pong, Chi Teng, Chuan Tsung y la heroína Chun Li que defendió sus ideas en la frontera con la URSS contra el general Zangief.
Creo que el único punto negro de este glorioso grupo fue el despiadado Ming.
Del resto sólo loor porque es gente cambió la historia junto a Mao y Jet Li.

1:32 PM  
Blogger Manuel Jesús Orbegozo said...

Respuesta:

Ya dije que un ilustre hombre de letras me aconsejó no contestar comentarios como el de ustedes, menos cortarlos como pensé.
Pues bien, ahora solo quiero decir por encima de ideologías, que el mundo precisa de un contrapoder para evitar que los los gobernasntes de EE UU. continúen abusando de algunos pueblos como Vietnam, Afagnistan y ahora Iraq. Finalmente, creo que a China mis comentarios y las burlas de ustedes, les debe importar un comino.
Asi que sigan nomás.
MJO

5:01 PM  
Anonymous Jomra said...

Saludos

Debe ser un error de traducción, pero 1,000,000,000,000 NO ES UN TRILLÓN. Un trillón tiene 18 ceros, "eso" tiene 12 ceros, por tanto, es un Billón. Es un error común de traducción (al igual que decir que mil millones es un billón, no, mil millones es un millardo, aunque en inglés se le llame billion, es un error de traducción pasarlo a "billón", pasa lo mismo con los trillones).

No tiene por qué creerme, revise los significados de billón, millardo y trillón en el DRAE y a su vez busque en donde quiera el significado de "billion" y "trillion" (para EUA sobre todo, en la llamada "short scale") y verá la difernecia de ceros.

Sin más, sólo quería apuntar el error numérico, pues da un error en los lectores que resulta un poco sensacionalista (está claro que un billón no es lo mismo que un trillón, hablamos de magnitudes demasiado grandes como para pensar que el error es pequeño).

Hasta Luego ;)

3:48 AM  
Blogger Manuel Jesús Orbegozo said...

A Jomra:

Muchas gracias por la lección.
No tengo mucha afición a las matemáticas, tanto que no sé como se escribe un trillòn.
Lo que pasa es que Bigio, bajo el título de "Trillonarios", escribió lo siguiente: "China acaba de llegar a ser el único país en tner reservas de US$1,000,000,000,000. Si hace 40 años...etc".
Yo lo único que hice fue copiar literalmente la frase y los 12 ceros de la cifra.
El problema estaría ahora no tanto en la escritura sino en si realmente China tiene un billón o un trillón de reserva.
Creo que debe ser un trillón porque un billòn pueden tener varias paíes del mundo, o no?.
Muchas gracias por la lecciòn de matemáticas y de sindéresis, asi deberían ser todos los comentarios: docentes y no indecentes.
Mchas gracias.
MJO

7:46 AM  
Anonymous Jomra said...

Saludos

Supongo que será billonaria, hablamos de dinero en reservas, tener un billón (doce ceros) de una moneda extranjera es una burrada mírese por donde se mire, tal vez es demasiado (el PBI de China en el 2005 se estimaba en unos 2 billones 234 mil millones de dólares, quiere decir que tiene en reserva la mitad de su PBI, siendo como es el gobierno Chino, tampoco me extraña tanto). Sólo 9 países tienen más de un billón de dólares de PIB anual, así que ya estamos hablando de "cantidades mayores".

De todas formas, al margen de una posible discución del cálculo de las reservas y el PBI, lo que dije en el anterior comentario lo mantengo, y sé que no es un "error directo" suyo, que es un "titular copiado" (o sea, la parte de la información) y ya que la cifra se indica en números, sólo hay error en la palabra usada para definir la cantidad, y es un error usual de traducción, sin más.

Hasta Luego ;)

7:53 AM  

Post a Comment

<< Home